Lucena (PSC) defiende que Cataluña estaría mejor sin el proceso soberanista
Maurici Lucena, crítico con el debate soberanista - julian de domingo

Lucena (PSC) defiende que Cataluña estaría mejor sin el proceso soberanista

El portavoz parlamentario rechaza que se usen las balanzas fiscales para argumentar que Catalunya necesite independizarse

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El portavoz del PSC en el Parlament, Maurici Lucena, ha defendido este miércoles que a Cataluña le iría mejor si no existiese el debate soberanista ni la apuesta por celebrar una consulta de autodeterminación el 9 de noviembre, aunque ha reconocido que no puede demostrarlo. "Pienso que estaríamos un poco mejor", ha reconocido en un almuerzo-coloquio organizado por la Cámara de Barcelona, en el que ha explicado que ningún empresario con el que haya hablado le ha dicho que las cosas le vayan mejor gracias a la apuesta del Govern que preside Artur Mas por una consulta.

El dirigente socialista ha reaccionado así a la pregunta sobre cómo interpreta que, pese al debate soberanista, Cataluña siga liderando algunos categorías macroeconómicas a nivel estatal y si este aspecto no desmiente a los que dicen que la consulta perjudica a la recuperación económica. Lucena ha volteado la cuestión, y se ha interrogado a sí mismo sobre si Catalunya estaría igual, mejor o peor en el caso de no haber emprendido el camino hacia la consulta: "Tengo la intuición, aunque no lo puedo demostrar, de que estaríamos un poco mejor", ha zanjado.

El portavoz del PSC en el Parlament se ha referido también al debate sobre la publicación de las balanzas fiscales, y ha advertido de que este es un mecanismo tan complejo que debe irse con cuidado a la hora de sacar conclusiones válidas para el debate político. En ese sentido, ha explicado que él prefiere el método carga-beneficio neutralizado y ha llamado a tener en cuenta también que Catalunya tiene una mayor riqueza relativa respecto a otras autonomías: "Estas variables deben llevarnos a concluir que el déficit fiscal es excesivo y requiere correcciones".

Sin embargo, Lucena ha llamado a rehuir las exageraciones y ha considerado que el déficit fiscal catalán no es "un disparate", por lo que ha rechazado que se utilicen las balanzas fiscales para argumentar que Catalunya necesita independizarse. El dirigente socialista ha sostenido también que cada vez ve "más difícil" que el diálogo entre el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y el del Gobierno central, Mariano Rajoy, aunque ha confiado en que, a medida que se acerque el 9 de noviembre, ambos Ejecutivos acerquen sus posturas.

En su conferencia inicial, Lucena ha repasado brevemente los orígenes de la crisis económica y ha defendido medidas como el rescate bancario ya que, aunque ha reconocido que fue una política "éticamente discutible", ha vaticinado que no haberlo hecho hubiera empeorado la situación. Tras desgranar algunos de los retos que afronta la economía actualmente, ha planteado la necesidad de afrontar muchas reformas profundas, entre ellas una reforma fiscal que distribuya mejor las cargas impositivas y una reforma de la administración que revise el funcionamiento del sector público.