Fotografía de archivo de la Sagrada Familia de Barcelona
Fotografía de archivo de la Sagrada Familia de Barcelona - ORIOL CAMPUZANO

¿Qué ha perdido Barcelona al ser eliminada como candidata para albergar la EMA?

Con más de 900 funcionarios muy bien pagados y un trasiego de al menos 30.000 personas al año, la agencia habría sido una inyección de riqueza para la Ciudad Condal

BRUSELAS/MADRIDActualizado:

Barcelona ha quedado eliminada como candidata para acoger la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés) en la primera ronda de la votación. Se trata de uno de los trofeos más codiciados consecuencia del Brexit y por el que pugnan todos los países.

Con más de 900 funcionarios muy bien pagados (reciben una media de 5.000 euros al mes) y un trasiego de al menos 30.000 personas al año, la EMA habría sido una inyección de riqueza para la Ciudad Condal y para una Cataluña que sufre la huida masiva de empresas desde la celebración del referéndum ilegal del 1-O. A esto hay que sumar que a la agencia están ligadas cerca de 1.600 empresas y que cuenta con un presupuesto de 340 millones de euros al año.

El panorama ha cambiado mucho con respecto al pasado mes de mayo, cuando Barcelona se presentaba como favorita junto con Estrasburgo para albergar la EMA. Incluso, había un edificio que se perfilaba como sede: la Torre Glòries (antes, Torre Agbar), actualmente en desuso. Por esas fechas, el único punto débil que presentaba la candidatura era que España ya tenía agencias en Vigo, Bilbao y Alicante.

Requisitos a cumplir

Sin embargo, esta no es la primera vez que Barcelona sufre un varapalo en este terreno y pierde la oportunidad de convertirse en la sede de la EMA: en 1992 quedó en segunda posición, por detrás de Londres. Aunque cualquier ciudad europea que cumpla las condiciones necesarias puede albergarla. Pero, ¿cuáles son estos requisitos?

Funcionalidad. Debe ser capaz de seguir operando inmediatamente después de salir de Londres. Necesita 27.000 metros cuadrados de superficie y una zona separada de archivos.

Capacidad hotelera. Recibe 36.000 visitantes al año, con picos de 300 personas en un periodo de reuniones de cuatro días. Necesita conexiones aéreas directas con todas las capitales europeas.

Atractivo. La EMA quiere atraer a los mejores talentos científicos, por lo que se pide que la sede esté en un lugar donde sea agradable vivir, con colegios y oportunidades para sus familiares.

Entorno industrial. La agencia no tiene laboratorios propios, por lo que la existencia de una industria farmacéutica potente es un plus. También atrae a cientos de grupos de presión.