Economía

El Santander compensará a accionistas y bonistas del Popular que perdieron su dinero con bonos

Los pequeños ahorradores recibirán títulos perpetuos por entre el 50% y el 100% del dinero que invirtieron a cambio de no demandar y seguir siendo clientes

El Santander compensará con límites a parte de los pequeños accionistas y bonistas del Popular que perdieron su inversión por la resolución del banco el pasado junio. La entidad presidida por Ana Botín indemnizará a aquellos ahorradores particulares que compraron acciones del Popular entre el 26 de mayo y 21 de junio de 2016 y deuda subordinada entre el 29 de julio de 2011 y 14 de octubre de 2011. A todos ellos, si cumplen las condiciones establecidas -entre ellas seguir siendo clientes y no demandar al banco-, se les entregarán bonos perpetuos con un tipo de interés nominal anual del 1%.

La medida está destinada básicamente a aquellos accionistas que acudieron a la última ampliación de capital hecha por el Popular, en junio de 2016, y a los bonistas subordinados emisiones de 2011. Todos ellos deben haber mantenido sus títulos hasta el momento de la resolución y tendrán que renunciar a pleitear contra el Santander y mantener, cuando se les entreguen los bonos, una relación comercial con el banco similar a la que tenían al comprar las acciones o deuda.

Institucionales y consejeros, excluidos

Eso sí, solo se podrán acoger a esta fórmula de compensación clientes minoristas, ya sean personas o empresas, y excluye por tanto a inversores institucionales como fondos y otros grandes inversores. Tampoco recibirán indemnización alguna aquellos miembros del consejo de administración del Popular hasta su resolución, las personas vinculadas a esos vocales y los accionistas que, individual o concertadamente, hayan tenido participación significativa en el Popular declarada en la CNMV. Esto excluye, por ejemplo, al que fuera accionista de referencia del Popular Antonio del Valle, que estudia pleitear por la resolución.

El importe máximo a entregar en bonos a los accionistas afectados será el equivalente a la inversión hecha por cada cliente en el citado periodo, y en el caso de los bonistas a la diferencia entre el importe invertido en estos títulos menos los intereses percibidos. Ahora bien, la cuantía que recuperarán dependerá del dinero que invirtieron en su día: los que más invirtieron recuperarán un porcentaje menor.

Compensación por tramos

Así, aquellos accionistas y bonistas que hubiesen comprado títulos por hasta 100.000 euros recibirán la totalidad, esto es, 100.000 euros en bonos perpetuos con un valor nominal cada uno de 100 euros. Para el tramo entre 100.000 y 500.000 euros la compensación equivaldrá al 75% de esa inversión, y para aquellos que comprasen entre 500.000 y un millón de euros en títulos, el 50%. La entidad calcula que el 99% de los clientes y empleados del Popular que compraron acciones de la entidad entre el 26 de mayo y el 21 de junio de 2016 realizaron inversiones inferiores a 100.000 euros, por lo que la gran mayoría recibirá bonos por el importe total que invirtió.

Eso sí, para recuperar todo el dinero recibido, esto es, el 100% de su valor nominal, tendrán que mantenerlos durante al menos siete años, que es cuando el banco comenzará a amortizar esos bonos perpetuos que ha llamado «bonos de fidelización».

980 millones en nueva deuda

Banco Santander registrará próximamente un folleto de emisión de estos títulos en la CNMV en el que se informará de los plazos y procedimientos para suscribirlos. El grupo emitirá unos 980 millones de euros en esos títulos, con un coste estimado para el banco de aproximadamente 680 millones.

La entidad informó ayer de que esa factura no tendrá impacto en sus cuenta ni impacto adicional en sus niveles de capital, ya que ya incluyó ese importe en los ajustes que se hicieron en el Popular en el momento de la resolución por las autoridades bancarias europea y española.

Toda la actualidad en portada

comentarios