Economía

Economía

Londres, el gran obstáculo para el supervisor único bancario europeo

Día 15/12/2012 - 10.58h
Temas relacionados

El Ecofin se reúne en Bruselas con el objetivo de vencer las reticencias de Reino Unido

La tradicional flema británica drena la posibilidad de acuerdo en la reunión de los ministros de Economía de la Unión Europea este martes en Bruselas. Las suspicacias desde Londres constituyen la principal oposición a que Bruselas logre que el Banco Central Europeo (BCE) sea el supervisor único de todas las entidades bancarias de la eurozona.

Y el “no” británico tiene consecuencias enormes: para Alemania es la gran condición para la recapitalización directa de los bancos, que sería el primer paso para la unión bancaria. Los líderes europeos se han fijado una fecha límite marcada en rojo en el calendario: el 1 de enero de 2013. Sin embargo, desde Reino Unido se impone la tranquilidad: no quieren que haya ningún tipo de intervención desde Europa sobre su sector financiero.

Los acercamientos han sido frustrados. Para que los países de fuera de la eurozona tengan los mismos derechos que el resto, Bruselas ha propuesto la creación de un comité que los represente junto al consejo del Gobierno del BCE, que agrupa a los países que están en la moneda única. Sin embargo, esta solución no convence a Reino Unido, que desconfía del voto de la Autoridad Bancaria Europea, encargada de elaborar los estándares técnicos para la banca y que decide por mayoría cualificada. Debido a ello, Londres reclama derecho de veto, para así evitar que los países del euro siempre cuenten con mayoría, petición rechazada por estados como Francia.

Los ministros de Economía de la eurozona discutirán también sobre la tasa a las transacciones financieras internacionales, la nueva norma que da más poder a la Comisión para vigilar los presupuestos nacionales a la que también se ha opuesto Reino Unido. También se debatirán las reglas para reforzar los requisitos de capital de los bancos. Sobre ninguna de estas cuestiones se esperan acuerdos.

«Tal y cómo se ha desarrollado la crisis, no entendemos por qué es el Banco de Inglaterra quién necesita mayor supervisión y no el Banco Central Europeo», apunta Vicky Ford, europarlamentaria británica del grupo conservador, que critica la ambición del supervisor único, ya que es «muy difícil» imponer las mismas reglas bancarias a distintos mercados hipotecarios y financieros, como los europeos. «Por nuestra parte tenemos unas líneas rojas: no necesitamos requisitos de capital», sentencia Ford, que lamenta que el supervisor único tenga un sistema dividido para miembros de la eurozona y países fuera de ella. «Nos gustaría que, simplemente, el BCE hiciera su trabajo», zanja.

Por su parte, Diego Valiante, director de investigación del European Capital Markets Institute (ECMI), afirma que la opinión de Ford simboliza a la perfección la dificultad de encontrar un encaje a modelos bancarios tan distintos presentes en Europa y, en particular, al sistema anglosajón. «La unión bancaria está diseñada, sobre todo, para la eurozona. Ahora el debate es si hacer lo mejor para la unión monetaria o lo mejor para la Unión Europea. Aquí está el choque de opiniones», resume.

La postura del Reino Unido es esencial por la importancia de la City como capital financiera europea. La industria bancaria británica representa un 10% de su PIB nacional. Sin embargo, la cuestión preocupa en Bruselas y transciende el debate bancario para salpicar el político. Y a la eterna pregunta: cuál es el nivel de integración deseado por Londres. «Reino Unido está en el camino de salir de la Unión Europea si continúa así. No tengo ninguna duda de que en tres o cuatro años habrá un referéndum sobre su continuidad en la UE y la respuesta será un “No” a Europa», afirma Fabian Zuleeg, economista jefe del «think tank» European Policy Centre.

El caso británico siempre ha sido especial y su euroescepticismo, a diferencia del que late en otros países, existe con mucha anterioridad a la crisis. El supervisor único es solo un paso más en un reguero de oposición a una mayor integración europea desde Londres o, al menos, así se percibe desde Bruselas.

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Empresa
S..ALCELAY / M. J. PÉREZ Aprovecharon la crisis económica para salir al mundo y diversificar riesgos
Motor

Top motor: Coches para superar mejor la crisis de los 40... o de los 50

abc.es

Vehículos para solo dos personas, salvo que se trate de un SUV de lujo. Estética mucho más juvenil que la de su posible propietario y, por supuesto, un precio tirando a alto

Lo último...
Últimos vídeos

CC.OO y UGT piden ?prudencia?

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.