Valoración:
Zapatero critica la falta de mujeres en la dirección de las empresas
La historia no cambia. Los altos cargos no sólo están vedados a la mujer en el sector privado. Con el paso de los años tampoco ellas tienen representación paritaria en las más altas esferas de la Administración General del Estado. A pesar de contar con el segundo Gobierno igualitario del país (con nueve ministras y ocho ministros), de los dos años de la ley de igualdad y de los mensajes lanzados por el Ministerio de Igualdad, lo cierto es que la mujer sigue relegada a la segunda fila en las altas responsabilidades del Estado. De hecho, sólo ocupan tres de cada diez altos cargos (32,8%) en la más elevada jerarquía administrativa. En 2006, eran el 27 por ciento.
Un avance de cinco puntos que puede parecer mucho, pero casi insignificante si se toman las cifras absolutas. Hay sólo diez secretarias de Estado frente a 24 hombres que ejercen esa responsabilidad. Una proporción (alrededor del 30%) similar se mantiene a medida que se va descendiendo en el escalafón: seis secretarias generales y 14 secretarios, y 70 directoras generales frente a 159 varones. Las subsecretarías son el único nivel en el que ellas han ganado terreno: nueve mujeres frente a ocho hombres.
El reflejo de una realidad
Los datos, del Ministerio de Administraciones Públicas, son reflejo de la realidad que vive la mujer en otros sectores de actividad. Es decir, en la Administración pasa lo mismo que en otros ámbitos económicos.
Se ha avanzado poco. Hay terrenos donde ellas no logran abrirse camino. La cartera de Defensa, donde se adscriben los tres Ejércitos, es la peor parada en paridad. Si bien fue un golpe de efecto que una mujer, Carme Chacón, encabezara este Ministerio, el poder femenino ha llegado poco más allá: en concreto, a la subsecretaría de Defensa y al Instituto Social de las Fuerzas Armadas.
Los transportes por carretera, ferrocarril, marina mercante o aviación civil de Fomento son otro campo vedado a ellas, como Ciencia e Innovación, Exteriores, Industria y Economía, en los cuales apenas el 30% de los altos cargos son mujeres. Sorprende que en este grupo esté Presidencia del Gobierno, es decir, una cartera que depende directamente de José Luis Rodríguez Zapatero. En este caso, sólo dos de cada diez puestos de responsabilidad están destinados a la mujer. Por debajo de la media.
La situación mejora en Interior. No obstante, ni Guardia Civil, Policía, Política Interior, Tráfico ni Terrorismo han caído en manos de mujeres. Extrañamente Medio Ambiente y Cultura están en una posición menos paritaria. En esta última cartera incluso la mujer ha perdido puestos con respecto a la legislatura anterior.
Quien cumple a rajatabla el equilibrio entre sexos es el Ministerio de Igualdad. Vivienda da ejemplo del poder femenino, ellas representan el 66% de las altas responsabilidades. El resto de carteras que rozan o sobrepasan la paridad son ya tradicionales, como Educación y Administraciones Públicas. La vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega, también hace honor a la igualdad. Precisamente, los cinco ministerios más paritarios están dirigidos por mujeres. ¿Influirá en algo?
En el acto del Ministerio de Igualdad para conmemorar el Día Internacional de la Mujer, el jefe del Ejecutivo habló de la necesidad de una normativa de «largo alcance» para seguir profundizando en el objetivo de la igualdad. El presidente aseguró que aún queda trabajo por hacer para lograr la igualdad «en los consejos de administración de las empresas», porque «cuanto más conservadores son los sitios, menos mujeres hay».
Valoración:

Enviar a:

¿qué es esto?


Comentarios:
Más noticias sobre...