Francisco Rico en su biblioteca
Francisco Rico en su biblioteca - e. carreras
toledo

Francisco Rico: «No hay ninguna duda: Cervantes nació en Alcalá de Henares»

Como «fantasías desbocadas» califica el académico de la lengua española las teorías sobre el nacimiento del autor de El Quijote

Actualizado:

El prestigioso filólogo y académico de la lengua española, Franciso Rico, dice rápido que «no hay ninguna duda de que Cervantes nació en Alcalá de Henares». Así responde al ser preguntado por este diario sobre la polémica que se ha originado desde las páginas de ABC sobre el lugar de nacimiento del autor de El Quijote y después de que la localidad ciudadrealeña de Alcázar de San Juan reclame su «natalidad» para sí frente a Alcalá de Henares, donde, según está reconocido desde el siglo XIX, nació Cervantes.

Y añade Rico: «Lo dice el propio Cervantes, y lo escribe de su puño y letra, y la partida de bautismo de Alcalá de Henares está de acuerdo con lo que él mismo dice. De modo que no hay niguna duda», reitera. «Y Cervantes hay muchos, es un apellido normal». Recuerda Rico que en Alcázar de San Juan hubo un investigador aficionado, Ángel Ligero Móstoles, que hizo un libro sobre Cervantes y esta localidad manchega «señalando la existencia allí de personas con el mismo nombre que personajes de Cervantes, aspectos de la vida ordinaria que tiene reflejos en El Quijote, y es un trabajo muy meritorio. Es lo que se puede esperar de las relaciones o los reflejos de La Mancha en El Quijote y en la vida de Cervantes; coincidencias en aspectos de color local, apellidos comunes en la región, etc. Y es una aportación muy meritoria de este señor, pero que no demuestra nada porque Cervantes nació en Alcalá de Henares».

Sanabria, «pura locura»

Recuerda Rico que hasta el siglo XIX no fue un dato confirmado que Cervantes nació en Alcalá de Henares: «no había certeza de eso hasta que aparece la partida de bautismo, el autógrafo de Cervantes, donde dice que es natural de Alcalá, donde vivían sus padres y nacieron sus hermanos». En este punto, el profesor Rico hace una pausa y vuelve a la teoría de Alcázar de San Juan: «...no hay que hacer caso de eso...aunque no es una cosa tan disparatada como eso del libro ese que se llama ‘Cervantes judío de Sanabria’, que es una pura locura, enloquecimiento». Se refiere el académico a otra teoría sobre el lugar de nacimiento del autor de El Quijote que afirma que era natural de la comarca zamorana de Sanabria y que tenía origen judío. Se basa esta teoría en que el apellido Saavedra es muy común en Sanabria y los paisajes de esta comarca zamorana se describen de forma constante tanto en El Quijote como en otras obras de Cervantes. Como «pirado» califica el profesor Rico al autor de esta teoría y critica: «un libro que tiene ese tema, entre otras chifladuras, como que El Quijote es un tratado de Cábala...o tantas otras locuras que se han escrito sobre Cervantes».

«Es como el que dice...— y eso es muy meritorio, muy interesante, porque El Quijote ha sido siempre el libro más leído y más apreciado en Cataluña—, hay quien dice últimamente que El Quijote se escribió en catalán. ¡Son todas fantasías desbocadas!». Preguntado si todo está preparado en España para la celebración del Centenario de la publicación de la segunda parte de El Quijote, y si se van a organizar cosas importantes para la efeméride, dice que «la más importante, sin duda, es la nueva edición del gran Quijote del Instituto Cervantes, que he dirigido yo, y que en abril de 2015 publicará la Real Academia Española».

Reivindicar al héroe

Dice comprender el profesor ese afán por reivindicar a Cervantes desde regiones como Castilla-La Mancha, en cuyos paisajes transcurrre la aventura de Don Quijote: «Es lo normal, claro. Pero si lo dice el propio Cervantes: que todos los pueblos de La Mancha quisieron reivindicar el nacimiento del héroe; todos quisieran pensar que de allí era Don Quijote, pero no es de ninguno de ellos». ¿Y qué papel tuvo Blas Nasarre? De este bibliotecario mayor del Rey en tiempos de Felipe V dicen que encontró la partida bautismal de Cervantes en Alcázar de San Juan. La respuesta del profesor Rico es contundente. Después de calificarlo, o descalificarlo, con una gruesa expresión, explica: «Este creía que El Quijote de Avellaneda era mejor que el de Cervantes, pero no hay tal, no hay tal».