El flujo de «tweets» no deja de parar

La indignación por la Ley Sinde no salta a la calle

La movilización ciudadana contra la norma vuelve a no traspasar los muros de la Red

madrid Actualizado:

Una vez más la indignación y malestar que la aprobación de la Ley Sinde ha provocado en internet en forma de «tweets», posts o artículos no ha tenido ningún reflejo en la calle. Otra vez, se ha quedado en la Red. En poco menos de 24 horas ha habido dos convocatorias de protesta frente al Congreso de los Diputados en contra de esta legislación y, sin embargo, la respuesta ha sido prácticamente nula.

La primera cita a la que se convocó a los ciudadanos desde varios colectivos e individuos anónimos fue este lunes, a las 18.30 horas, frente al Congreso de los Diputados. La convocatoria, según ha podido confirmar ABC, no tuvo eco y apenas si asistieron un grupo de cuatro o cinco personas. Desde el Partido Pirata también se animó a la movilización ciudadana. En su blog explicaban que se celebraría un acto de protesta, a partir de las 19 horas, consistente en depositar rosas negras en los ayuntamientos de toda España. La acción, según informaban, se llevaría también «a nuestras webs, blogs y fotos de perfiles de redes sociales».

Desde las redes sociales, especialmente Twitter -donde se está comentando paso a paso todos los hechos que tienen que ver con la Ley Sinde bajo el hashtag #leysinde-, muchos usuarios han estado animando a participar en estas movilizaciones en la calle, aunque, al parecer, no han resultado ser muy convincentes. Tampoco han sido capaces de lograr que la gente acuda esta mañana, a las 9, a las puertas del Congreso, donde está previsto que se apruebe la normativa en las próximas horas. Algunos usuarios de la red de microblogging han vuelto a quejarse, como ya lo hicieran durante la tarde de este lunes, de la escasa repercusión de la convocatoria: «ni a 10 llegamos, y nos han corrido hasta Neptuno. Qué vergüenza de 'manifestación'», comentaba una asistente desde su cuenta.

«Si fuéramos un sindicato...»

ABC ha preguntado a algunos blogueros y representantes de colectivos sobre lo que es un nuevo fracaso en la traslación de una protesta digital a la calle y todos coinciden en señalar que uno de los factores clave es la «falta de coordinación» para conducir este tipo de actos a buen puerto. En este sentido, el presidente de la Asociación de Internautas, Víctor Domingo, ha asegurado que «es imposible sacar a la calle a la gente, porque no tenemos recursos para ello. Si fuéramos un sindicato, con dinero y con capacidad para fletar autobuses o trenes, seguro que sí lo podríamos hacer». «No tenemos infraestructura», ha sentenciado.

No obstante, para Domingo, lo más importante es lo que se está consiguiendo en la Red, donde se ha conseguido movilizar a los internautas y donde se han llevado a cabo interesantes iniciativas como el envío de correos electrónicos a los diputados reclamándoles el voto en contra de la Ley Sinde. «Trasladar todo ese estado de opinión contrario en internet al mundo físico es muy complicado, no tenemos los resortes y cada uno hace su lucha», ha manifestado.

Sea como fuere, lo cierto es que estas convocatorias de protesta se han quedado en eso, en convocatorias. Si bien es cierto que no es la primera vez. Las primeras movilizaciones que se convocaron nada más conocerse la Ley Sinde tampoco tuvieron traslación en las calles y apenas se quedaron en un «paseo» frente al Ministerio de Cultura. En esta ocasión, había dos elementos diferentes: que los convocantes no contaban con la autorización de la Delegación del Gobierno de Madrid y que sí había cierta organización en torno a un acto de protesta, pese a que éste luego no se produjera en los términos que se esperaba.

Mientras la calle permanece en silencio, el ciberespacio en general y las redes sociales en particular siguen echando humo. El volumen de información que se está generando en torno a la Ley Sinde es enorme y el flujo de «tweets» que se está publicando bajo la etiqueta #leysinde no deja de parar.