Detalle de productos domésticos pensados para gestionarse a través de internet
Detalle de productos domésticos pensados para gestionarse a través de internet - NETATMO
IFA 2019

Así va a ser la casa del futuro

La industria abraza el «todo conectado» para remar hacia el futuro, según las tendencias que arroja la feria alemana IFA, en donde se dan a conocer las últimas tendencias tecnológicas: en esta edición el 5G y los servicios de inteligencia artificial copan las novedades

ENVIADO ESPECIAL A BERLÍNActualizado:

La tecnología ha transformado su vida completamente. Si no lo cree, piense en cómo era todo hace diez años. Antes de que WhatsApp le permitiese estar en contacto con cualquier persona independientemente de la distancia. O antes de que un «smartphone», o un altavoz, fuesen capaces de decirle todo lo que necesita saber solo diciendo unas palabras mágicas. Nada es lo que era, y lo cierto es que esos cambios solo han sido el comienzo.

IFA, la feria tecnológica más prestigiosa de Europa, abre este viernes sus puertas en Berlín. Sin embargo, las compañías ya han realizado importantes anuncios bajo su paraguas. Si dejamos a un lado el impulso de los televisores hacia las resoluciones 8K con tecnología OLED como algunas propuestas de LG, los nuevos móviles de firmas como Sony (el Xperia 5) o el esperado Galaxy Fold plegable de Samsung, lo que más destaca es una firme apuesta por las «Smart Home». La etiqueta que engloba al concepto de «casas inteligentes» que han abrazado las marcas en los últimos años. Bajo este precepto, todo objeto electrónico cotidiano debe estar conectado. Una tendencia que despierta un gran interés en la industria.

Así quedó claro durante las presentaciones de compañías como LG. La tecnológica mostró su propio hogar inteligente. Un espacio en el que el usuario es capaz de comunicarse con sus electrodomésticos y darles órdenes directas gracias a su ecosistema basado en inteligencia artificial (IA) ThinQ. «La evolución, la conectividad y el sistema abierto son nuestros estándares en la búsqueda de una Inteligencia Artificial que mejore sensiblemente la vida de las personas», expresó el director de la firma surcoreana, I.P. Park.

Las compañías lo tienen claro: la IA debe ser el remo con el que navegar hacia el futuro. Y existen muchas aportaciones y ejemplos. Esta tecnoogía doméstica ya es capaz de hacer que el usuario, entre otras cosas, le pida a una lavadora de la marca que se ponga en marcha y que esta lo haga empleando el programa correcto. Todo en remoto y por comandos de voz. O que su frigorífico haga la compra por internet cuando nota que falta un producto.

Pero, a su vez, la «caja tonta» empieza a dar el siguiente paso; ampliar sus resoluciones. LG y Samsung también mostraron sus nuevos televisores inteligentes con 8K. Algo que entraba dentro de lo esperado, tendiendo en cuenta que cada vez están más cerca las Olimpiadas de Tokio, momento en que la nueva resolución debutará por todo lo alto. Algunas de esas «teles» se agarran fuerte a la tecnología OLED, que se ha adoptado de manera masiva, y que ha servido para desarrollar algunos monstruosos modelos como las 88 pulgadas de LG. En esa batalla Samsung sigue apostando por su propia idea, la tecnología QLED.

La firma asiática, además, mostró su visión del futuro en lo que respecta a las casas inteligentes. Buena muestra de ello fue la presentación oficial de su Air Dresser, una suerte de armario capaz de acondicionar la ropa del usuario para que esté en perfectas condiciones cuando este la necesite. El dispositivo estará disponible en Europa, aunque por el momento se desconoce la fecha exacta en la que llegará a las tiendas, y es capaz de planchar de forma automática y de mantener las prendas a una temperatura óptima.

Seguridad y privacidad pueden ir de la mano

A pesar de los últimos escándalos, no hay razón para que inteligencia artificial y privacidad no puedan convivir. Al menos, eso es lo que piensan las tecnológicas. La firma francesa Netatmo, centrada en domótica y seguridad doméstica, presentó en el escaparete berlinés su sistema de alarma con vídeo inteligente; que está compuesto por una cámara interior, sensores para ventanas y puertas y una sirena.

Tres dispositivos diseñados con la finalidad de que los domicilios de los usuarios estén seguros, y que, además, no envían ningún tipo de información a terceros. «Nuestros productos no envían ningún tipo de información a terceros. Ni siquiera a nosotros como la empresa que ha desarrollado el producto. Por ejemplo, todo lo que graba nuestra cámara interior de vigilancia queda grabado en la tarjeta sD que lleva incorporada. Incluso los datos faciales que le da el usuario para que le reconozca. Nosotros no recibimos ningún tipo de dato», explica a ABC Florian Deleuil, responsable de producto de Netatmo.

La pieza principal del equipo de vigilancia de la firma francesa es la cámara interior inteligente. Cuenta con tecnología de reconocimiento facial, por lo que es capaz de diferenciar al propietario del domicilio, o a un familiar una mascota o un amigo, de un intruso. En caso de que este detecte una cara desconocida, el dispositivo envía un vídeo y una fotografía en tiempo real al usuario a través de su «smartphone». Si este cuenta, además, con la sirena, esta comenzará a sonar a 110 decibelios.

En lo que respecta a los sensores, su objetivo es detectar si algún intruso está tratando de entrar en el domicilio a través de la puerta principal o de las ventanas. En caso de que registre una vibración sospechosa, se lo notificará al dueño del domicilio mediante un mensaje en el que se puede leer, por ejemplo, «Movimiento detectado en la ventana de la cocina».

Solo la primera fase de un gran cambio

Como hemos comentado, la tecnología a penas está rayando la punta del iceberg. Su desarrollo ha sido frenético durante las últimas décadas, y promete seguir siendo así en el futuro. «En el futuro, cuando la gente se compre una casa, todos lo objetos que hay en su interior estarán conectados y serán capaces de comunicarse entre sí gracias a los nuevos protocolos compartidos. Este desarrollo también provocará que el usuario sea más consciente de los riesgos. De cuáles son los datos que está compartiendo con las compañías», dice Deleuil. A su vez, este desarrollo vendrá acompañado por un mayor conocimiento por parte del usuario de los beneficios que ofrecen las casas inteligentes. Estas, según afirma, «serán cada vez más baratas y fáciles de manejar».