Imagen de archivo - ISABEL PERMUY/ VÍDEO: EP

Tráfico implantará el límite de 30 km/h en todas las ciudades en julio de 2019, como adelantó ABC

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, anuncia que en el primer semestre del próximo año estará lista la llamada Ley de Vulnerables, con planes para reducir la siniestralidad vial en ciclistas y motoristas

Actualizado:

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha anunciado este 10 de diciembre que la Dirección General de Tráfico (DGT) reducirá el límite máximo de velocidad a 30 km/h para vehículos motorizados en las calles de un carril por sentido de todos los municipios españoles y que en los próximos meses se igualará a 90 km/h el de las carreteras convencionales (es decir, las que están desdobladas y también cuentan con un carril por sentido), tal y como adelantó ABC el pasado mes de octubre.

Así lo destacó Marlaska en el Congreso de los Diputados al inaugurar la conferencia internacional «¿De la Visión Cero al Objetivo Cero? Liderazgo global en la mejora de la seguridad vial»;, auspiciada por la Comisión sobre Seguridad Vial y Movilidad Sostenible de la Cámara Baja y organizada por la Fundación Mapfre, cuyo presidente, Antonio Huertas, a animado por invertir para luchar por el logro complejo de que haya cero víctimas en las carreteras.

Marlaska, que no ha querido hacer declaraciones a los medios ni a la entrada ni a la salida del acto, ha indicado que no va a ser la DGT la que imponga a las ciudades «un determinado modelo de movilidad», sino que han sido las propias ciudades (como Madrid, Zaragoza, Málaga, Valencia y Bilbao) las que se han dirigido a su Ministerio para que apruebe el límite de 30 km/h. Este límite, por otra parte, según el ministro, ya ha sido auspiciado por «muchas ciudades españolas» con sus ordenanzas municipales, lo que afecta a «partes importantes de su red viaria».

Marlaska comentó que organizaciones internacionales aconsejan el límite máximo de 30 km/h «en calles y zonas de convivencia entre peatones y vehículos motorizados», porque está demostrado que «el riesgo de fallecer en un atropello se reduce entre cinco y ocho veces cuando la velocidad de impacto con el peatón pasa de los 50 a los 30 km/h».

A 90 km/h desde el 2 de enero de 2019

Como ya se ha venido contando, Marlaska ha refrendado que en 2019 se igualará a 90 km/h el límite máximo para coches y motos en todas las carreteras convencionales (es decir, las que están desdobladas y también cuentan con un carril por sentido), lo que afectará a unos 7.000 kilómetros de vías con arcén de más de un metro y medio de ancho, donde actualmente se puede circular a hasta 100 km/h. El ministro indicó que «muchos países europeos han venido reduciendo el límite de velocidad en carreteras convencionales, de un carril por sentido», que actualmente es de 90 km/h en 14 países, 80 km/h en ocho y 70 km/h en uno (Suecia). Según adelantó el ministro, su departamento espera que esta medida tenga un «impacto importante» en la seguridad porque en estas vías mueren más de mil personas al año.

Enseñanza obligatoria

El último paquete de medidas adelantadas por el responsable de Interior, ante su director general de Tráfico, Pere Navarro, que interviene también en esta conferencia, Marlaska ha comentado que el Gobierno impondrá la enseñanza presencial obligatoria para obtener el permiso de conducir, con el fin de evitar que los ciudadanos se saquen el carné con cursos, y bonificará con dos puntos a quienes hagan cursos de conducción segura.

Respecto a los colectivos vulnerables, Marlaska recalcó que un 46% de las víctimas mortales por accidentes de tráfico en España en 2017 eran peatones, ciclistas y motoristas. «Todo indica que, si no se toman medidas, durante los próximos años tendremos más víctimas fuera de los vehículos de cuatro ruedas que dentro de ellos», ha apuntado, avanzando que se prepara un encuentro específico para tejer la llamada Ley de Vulnerables, puesto que el año pasado murieron 351 peatones, y ultima la redacción de planes de medidas para ciclistas y motoristas que serán aprobados en el primer semestre de 2019.

Además de esas medidas a corto plazo, Marlaska comentó que su departamento ya trabaja en la Estrategia de Seguridad Vial 2021-2030, que estará alineada con la europea y será aprobada en el último trimestre de 2019, e hizo público su compromiso de que el número de fallecidos y heridos graves por accidentes de tráfico se reduzca en un 50% durante la próxima década.