Mar Cogollos, directora de Aesleme, y Pere Navarro, director general de Tráfico, ayer en la presentación de la campaña «Nada vale más que una vida»
Mar Cogollos, directora de Aesleme, y Pere Navarro, director general de Tráfico, ayer en la presentación de la campaña «Nada vale más que una vida» - EFE

Por primera vez, en 2020 la mayoría de los muertos de tráfico serán ciclistas, peatones y motoristas

Ahora este colectivo ya suma más del 50% de los fallecidos. Los nuevos modelos de movilidad no tienen que causar víctimas, dice una nueva campaña

MadridActualizado:

Más de la mitad de las personas fallecidas por accidentes de tráfico en España podrían ser usuarios vulnerables (peatones, ciclistas, ciclomotoristas y motoristas) por primera vez en 2020 en lugar de conductores y pasajeros de vehículos de cuatro o más ruedas, como coches, furgonetas, camiones y autobuses.

Este es el pronóstico de la Dirección General de Tráfico ( DGT) considerando la tendencia de la mortalidad vial de la última década en España a pocos días de que este domingo se celebre el Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de los Accidentes de Tráfico.

Así lo manifestó ayer el director general de Tráfico, Pere Navarro, en una rueda de prensa en Madrid con motivo de la presentación de la campaña «Nada vale más que una vida», elaborada por Aesleme (Asociación para el Estudio de la Lesión Medular Espinal) con el apoyo de la Fundación Atlético de Madrid para concienciar sobre el hecho de que los nuevos modelos de movilidad urbana no deben suponer un aumento de víctimas vulnerables.

Superarán a los de vehículos de cuatro ruedas

Navarro comentó que peatones, ciclistas y motoristas representaron un 40% de los fallecidos por accidentes de tráfico en 2008, porcentaje que aumentó al 46% en 2017. «Si la tendencia sige, en 2020 o 2021 podría ser que por primera vez en la historia de este país los muertos vulnerables superen a los de vehículos de cuatro ruedas. Eso nos marca una línea de trabajo de protección a los vulnerables», añadió.

Además, Navarro subrayó que los usuarios vulnerables muertos en accidentes de tráfico fueron el 78% del total en las ciudades en 2008, por el 82% en 2017.

El director general de Tráfico, que pidió a los ciudadanos que «por favor» respeten las plazas de aparcamiento reservadas a las personas con discapacidad, también hizo hincapié en los mayores de 65 años, que representan un 19% de la población española y un 25% de los fallecidos en accidentes viales en 2017, cuando el porcentaje de mortalidad en 2008 era del 16%.

El año pasado, un 45% de los muertos de tráfico en las ciudades tenían más de 65 años, lo cual obliga a la DGT a dedicar a este sector de la población «una atención especial en segurida vial», según Navarro. «Entre otras razones porque cada vez hay más. Hay ya más mayores de 65 años que menores de 16 años», apostilló.

Por otro lado, Navarro pronosticó que después del «boom» de políticas municipales en favor de la bicicleta vendrán «con fuerza» otras para los peatones, si bien añadió que los patinetes eléctricos que tanto proliferan recientemente por las calles reducirán los desplazamientos a pie, no en coche.

Respecto a los ciclistas, sugirió que podría haber una modificación normativa para proteger a los usuarios de las bicicletas en las carreteras, de manera que los conductores tengan que ir como mucho 20 km/h por debajo del límite de velocidad cuando adelanten a algún ciclista.

El director general de Tráfico consideró «incuestionable» que los conductores tengan que dejar un metro y medio de distancia cuando quieran adelantar a ciclistas, pero defendió que, además, también tengan que bajar la velocidad. «Tenemos que ir a un escenario en el que cuando un conductor de un auto ve un ciclista, lo que tiene que hacer es frenar, mirar y adelantar», dijo.

Y en relación a los motoristas, resaltó que «todo el mundo habla mal de las motos», pero aventuró que cada vez habrá más ciudadanos que se desplacen en esos vehículos, al tiempo que destacó que el comercio electrónico aumenta un 20% cada año con empresas que compran flotas de motos para la el sector de la mensajería.

«Nada vale más que una vida»

Por otra parte, la directora de Aesleme, Mar Cogollos, indicó que 837 de los 1.830 fallecidos por accidentes de tráfico en España el año pasado eran usuarios vulnerables, lo que representa un 46% del total.

Por ello, Aesleme ha elaborado la campaña ‘Nada vale más que una vida’, con un vídeo para las redes sociales con el fin de concienciar a los ciudadanos de que los nuevos modos de movilidad urbana no pueden suponer un aumento de víctimas vulnerables.

Cogollos apostó por cambios normativos como reducir el límite de velocidad de los vehículos motorizados a 30 km/h en las calles de un carril o un único carril por sentido, que todos los ciclistas lleven obligatoriamente casco en las ciudades (algo que sólo deben hacer ahora los menores de 16 años) y que la DGT regule uniformemente todo lo relacionado con los nuevos vehículos de movilidad personal, como los patinetes eléctricos.