Operarios entran en la casa del paciente infectado por ébola en Dallas.
Operarios entran en la casa del paciente infectado por ébola en Dallas. - afp
ébola en madrid

Las medidas de Texas, espejo para España

En Dallas, las autoridades sanitarias colocaron bajo «supervisión médica» al menos a 18 personas que estuvieron en contacto con el paciente infectado

Actualizado:

Una de las enfermeras que atendió al misionero Manuel García Viejo ha dado positivo por ébola en las dos pruebas que se le han realizado. Se trata del primer caso de una persona infectada por el virus sin haber estado antes en África.

Al conocerse la noticia, la ministra de Sanidad, Ana Mato, ha reunido un gabinete de crisis para gestionar la respuesta ante este caso. El precedente de Dallas, donde Thomas Eric Duncan volvió al hospital y se le diagnosticó la enfermedad, después de que le hubiesen dado el alta, marcará la pauta de actuación de las próximas horas.

En Dallas, las autoridades sanitarias de Estados Unidos colocaron bajo «supervisión médica» al menos a 18 personas que estuvieron en contacto con el paciente infectado.

En las salas de emergencia las enfermeras obligatoriamente tienen que preguntar por la historia de viaje, dependiendo de las respuestas se activa el plan de contingencia del ministerio. Esto se hace para evitar que se repita lo ocurrido en Texas cuando el turista liberiano enfermo de ébola fue enviado a su casa a pesar de haberle dicho a una enfermera que había estado en África, dos días más tarde fue internado y aislado.

A partir de ahora se pondrá en marcha un protocolo según el cuál todas las personas que hayan tenido contacto con esta persona se les tendrá que tomar la temperatura durante 21 días y dos veces al día.

Es importante recordar dos cuestiones. La primera es que mientras la persona esté sintomática no se puede contagiar el virus. La segunda es que el virus solo se contagia por intercambio de fluidos corporales, como la sangre o el sudor, por lo que no es suficiente con cruzarse con una persona contagiada para infectarse de la enfermerdad.

El precedente de Dallas

El caso de Dallas originó que en el país se pusiesen en marcha un protocolo de prevención. Cualquier persona que llame al teléfono de emergencias 911 con síntomas similares a los del ébola será preguntada por sus viajes recientes y, en caso de haber estado en alguno de los países africanos más afectados por la enfermedad, será atendida en su domicilio por personal sanitario protegido con trajes especiales.

Además, el Gobierno de Estados Unidos evalúa establecer nuevos controles en los aeropuertos de entrada al país para los viajeros de las naciones de África Occidental afectadas por el ébola, según admitieron hoy altos funcionarios de salud.