La ONU pide al Vaticano que respete las convenciones que protegen a los menores

Deberá velar por los derechos del niño en todas las instituciones que están bajo su autoridad en cualquier parte del mundo

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Según las últimas recomendaciones del Comité de los Derechos del Niño de la ONU, publicadas este miércoles en Ginebra, el Vaticano debe garantizar el cumplimiento de las convenciones internacionales que protegen a los menores en todas las instituciones que están bajo su autoridad en cualquier parte del mundo.

Hasta la fecha, la sede católica había indicado que los casos de abuso físico o mental llevados a cabo por sacerdotes, monjas o monjes eran responsabilidad de los sistemas judiciales de los países en los que habían ocurrido los abusos e incluso no entregó a la ONU los resultados de una investigación interna sobre abusos sexuales cometidos por sacerdotes.

La ONU deploró el incumplimiento por el Vaticano de la mayoría de las observaciones sobre el respeto de la Convención de los Derechos del Niño hechas en una anterior reunión del Comité, que tuvo lugar en 1995, y se felicitó por la voluntad expresa de las autoridades católicas a retirar parte de las reservas hechas frente a este texto.

En julio pasado, el Comité pidió información detallada sobre los casos de pedofilia notificados al Vaticano desde 1995 y a mediados de enero, por primera vez, la Iglesia Católica tuvo que defenderse ante un foro público sobre sus acciones respecto a los casos de abuso infantil llevados a cabo por sus representantes.

De acuerdo con las observaciones finales del Comité de los Derechos del Niño, las reglas del derecho canónico y especialmente las que se refieren a la proteccion de los infantes ante la violencia, la discriminación y la explotación sexual no respetan lo dispuesto en la Convención de los Derechos del Niño y tienen que ser revisadas.

El Comité recomendó al Vaticano que establezca un mecanismo de alto nivel que coordine y vele por el cumplimiento de los derechos del niño en todas las instituciones de la Iglesia Católica. En diciembre pasado el Papa Francisco anunció que establecería un comité del Vaticano para combatir abusos sexuales en la Iglesia y ofrecer ayuda a las víctimas.

En sus observaciones finales, el Comité de la ONU se declaró preocupado por la situación de los hijos de los curas católicos que en muchos casos no conocen la identidad de sus padres y sugirió que las madres deberían obtener de la Iglesia una pensión que las ayude hasta que estos niños alcancen la mayoría de edad.

También por el hecho de que el Vaticano no tomó las medidas necesarias en los casos de tortura de niñas que tuvieron lugar en congregaciones católicas irlandesas en 1996. Las niñas, internas en instituciones religiosas, fueron maltratadas, torturadas y forzadas a trabajar en condiciones de esclavitud siendo forzadas a guardar silencio respecto a estas prácticas.

El Comité recordó al Vaticano que todas las formas de violencia infantil son inaceptables y que la Convención de los derechos del Niño no da lugar para la violencia infantil por lo cual pidió que se aplique lo dispuesto en el artículo 19 y que se tomen las medidas adecuadas para proteger a los niños de toda violencia física o mental.