El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, con una imagen de Macron de fondo
El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, con una imagen de Macron de fondo - AFP

Salvini se burla de Macron: «Es un señorito educado que se ha excedido con el champán»

El nuevo Gobierno de Italia ha mantenido algunos desencuentros con la Francia por el tema de la inmigración

ROMAActualizado:

El ministro de Interior de Italia y líder de la ultraderechista Liga, Matteo Salvini, ha tachado este viernes al presidente francés, Emmanuel Macron, de «un señorito educado que se había excedido con el champán» al criticar el populismo en Europa. «Macron no está expresando grandísima simpatía en estos días. Ha dicho que quien no acoge en sus puertos a los inmigrantes es un populista leproso», ha señalado en un acto electoral en Massa (centro), después de que varios seguidores le hayan pedido que hablara de Francia.

Salvini ha acusado al mandatario francés de ser «un señorito educado que se había excedido con el champán probablemente» y ha advertido de que el Gobierno italiano, del que también es vicepresidente, «no acepta lecciones de los franceses». El dirigente ultraderechista se refería a las palabras del líder francés cuando recientemente ha alertado de la «lepra» del auge del populismo en el seno de la Unión Europea, aunque sin nombrar a ningún Gobierno o país en concreto.

Salvini ha afirmado que Francia «despliega la policía» en la frontera con Italia, ante la localidad de Ventimiglia (noroeste), para impedir el acceso al país de los inmigrantes desde territorio italiano. Macron «tiene todo el derecho a hacerlo, pero que al menos no moleste (...). Si quiere empezar a ser generoso, que dé el número de su Capitanearía de puerto y las próximas diez barcazas (con inmigrantes) se las mandamos a Marsella», ha declarado, provocando el aplauso y las risas de sus seguidores.

El también vicepresidente y líder del antisistema Movimiento Cinco Estrellas, Luigi di Maio, calificó el jueves las palabras del presidente galo de «ofensivas y fuera de lugar».

El nuevo Gobierno de Italia ha mantenido algunos desencuentros con la Francia de Macron por el tema de la inmigración, después de que este tildara de «cínica» la política de Roma al impedir el desembarco de 630 inmigrantes rescatados por la nave Aquarius, que finalmente fueron acogidos por España.