La Reina Isabel II, en su escritorio del Palacio de Buckingham
La Reina Isabel II, en su escritorio del Palacio de Buckingham - ABC

Isabel II: la monarca más longeva del mundo

Reina del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte

Actualizado:

Dicen de ella que es ordenada y práctica, que le apasionan los juegos de salón y rompecabezas, y que siente pasión por los caballos y los perros. Los pocos que la conocen destacan de Isabel Alejandra María Windsor el alto sentido del deber y el apego a la tradición como los principales rasgos de su carácter. Monarca del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, Isabel II es el icono de la realeza a nivel global además de ser la más longeva del mundo –lleva 66 años al frente de la casa real británica–. Heredó el trono en 1953 tras el fallecimiento de su padre, el Rey Jorge VI.

Isabel II fue coronada el 2 de junio de 1953 a pesar de haber accedido al trono el 6 de febrero de 1952, en el mismo momento de la muerte de su padre. ABC lo llevó a su portada.
Isabel II fue coronada el 2 de junio de 1953 a pesar de haber accedido al trono el 6 de febrero de 1952, en el mismo momento de la muerte de su padre. ABC lo llevó a su portada.

En una coronación –celebrada en junio de ese año que fue un hito a nivel mundial –fue la primera televisada en todo el planeta–, asumió además el puesto de cabeza visible de la Commonwealth, y el estatus de gobernadora suprema de la Iglesia anglicana de Inglaterra. En realidad, su título oficial es aún más florido: Isabel Segunda, por la Gracia de Dios, del Reino Unido de la Gran Bretaña y de Irlanda del Norte y de sus otros Reinos y Territorios Reina, Jefa de la Mancomunidad de Naciones, Defensora de la Fe.

La reina contrajo matrimonio en el año 1947 con el teniente Felipe de Mountbatten, príncipe de Grecia y Dinamarca, más conocido como Felipe de Edimburgo. Tras las nupcias reales, ambos recibieron el título de duques de Edimburgo. Ella, agradecida a los sacrificios que ha tenido que realizar su marido en estos casi 70 años de reinado, siempre lo ha considerado como «mi roca y mi fortaleza». De su matrimonio nacieron cuatro hijos: su primogénito y futuro heredero Carlos, Ana, Andrés y Eduardo.

Isabel II es en la actualidad la jefe de Estado más anciana del mundo y su figura es toda una referencia tanto en Reino Unido como en otras partes del planeta. No obstante, su popularidad sufrió un duro golpe durante la negra década de los 90 que vivió la familia real, y cuyo capítulo más dramático tuvo lugar en 1992. Fueron 365 días que la propia Isabel II calificó como su «annus horribilis». La buena imagen que había proyectado la casa de los Windsor quedó maltrecha por los escándalos matrimoniales de sus hijos, como las tensiones entre Carlos de Inglaterra y Lady Di. Esta última arrebató a la monarca el puesto de favorita de los británicos. Del matrimonio de Carlos con la Princesa de Gales nacieron sus dos nietos: Guillermo de Cambridge (segundo sucesor a trono) y Enrique de Sussex. Tras la muerte de Diana, una creciente ola de antimonarquía azotó el país, lo que supuso para la reina una actualización de la corona que contemplaba mayor apertura a los ciudadanos, así como pagar impuestos sobre sus bienes e ingresos y dar un tono más familiar a las celebraciones, con el ejemplo más reciente en la boda de su nieto Enrique de Sussex con la actriz Meghan Markle.