Marine Le Pen
Marine Le Pen - AFP

El Gobierno francés acusa a Marine Le Pen de instigar la violencia entre los «chalecos amarillos»

El ministro del Interior francés, Christophe Castaner ha acusado a los «sediciosos de la ultraderecha» de «seguir las instrucciones de Le Pen»

ParísActualizado:

El ministro del Interior francés, Christophe Castaner, ha acusado a la líder del partido de extrema derecha francés Agrupación Nacional, Marine Le Pen, de alimentar con violencia la manifestación de hoy en París de los «chalecos amarillos» contra la subida de precios de los carburantes.

Castaner ha acusado a los «sediciosos de la ultraderecha» de «seguir las instrucciones de Le Pen», en unas declaraciones repudiadas por varios políticos, con Le Pen a la cabeza.

«Ayer le pregunté al señor Castaner por qué no permitió la manifestación de hoy. Y hoy el señor Castaner emplea esta misma pregunta para atacarme de manera lamentable y deshonesta», ha hecho saber Le Pen en su cuenta de Twitter.

También ha protestado el eurodiputado socialista Emmanuel Maurel, para quien los «chalecos amarillos» representan una «gran heterogeneidad», con «muchas mujeres, jubilados, etc ...». «¡No caricaturice este movimiento!», le ha pedido el eurodiputado.

El secretario de los socialistas, Olivier Faure, también ha respondido en Twitter a las palabras del ministro. «Cuando un movimiento recibe el apoyo de tres cuartas partes de los franceses, hay que responder a sus demandas, no reducirlos a un puñado de matones», ha lamentado.

De igual modo, el presidente del euroescéptico Debout la France, Nicolas Dupont-Aignan, ha declarado que «el Gobierno está controversia en torno a algunos idiotas para desacreditar un movimiento de jubilados, agricultores, camioneros que ya no pueden vivir de su trabajo», según declaraciones recogidas por el diario Le Figaro.