Cuba permitirá la inversión extranjera en todos los sectores menos educación y salud
Estudiantes de Medicina caminan por una calle de La Habana - efe

Cuba permitirá la inversión extranjera en todos los sectores menos educación y salud

El proyecto de ley que el Parlamento tiene previsto aprobar en breve establecerá exenciones fiscales para atraer el capital foráneo

Actualizado:

Cuba autorizará la inversión extranjera en todos los sectores menos los deeducación, salud e instituciones armadas y establecerá exenciones tributarias para beneficiar a las empresas foráneas, según detalles divulgados este miércoles del proyecto de ley que promueve el Gobierno de Raúl Castro.

La entrada de capital extranjero «podría ser autorizada en todos los sectores, excepto en los servicios de salud y educación a la población y todas las instituciones armadas, salvo en sus sistemas empresariales», informó el diario «Juventud Rebelde» sobre el proyecto de ley que aprobará el Parlamento cubano el próximo sábado.

Aborda los casos en los que puede haber expropiaciónSegún el rotativo oficial, la nueva ley «busca proveer a los inversores extranjeros de plena protección y seguridad jurídica», por lo que sus inversiones «no podrán ser expropiadas, salvo motivos de utilidad pública o interés social previamente declarados por el Consejo de Ministros». Añade que «esta última situación se realizaría, no obstante, en concordancia con la Constitución y los tratados internacionales suscritos al respecto por el país, y con la debida indemnización, establecida por mutuo acuerdo».

En cuanto a beneficios fiscales, se prevén exenciones del pago de impuestos sobre los ingresos personales «a los inversores extranjeros socios en empresas mixtas, o partes en contratos de asociación económica internacional». «Se eximiría del pago de impuesto sobre utilidades a las empresas mixtas y partes en los contratos de asociación económica, por un período de ocho años a partir de su constitución -y el Consejo de Ministros podrá extender el período-, entre otros beneficios sobre el tema», precisa el periódico.

El tipo impositivo sobre utilidades netas será del 15 por ciento, aunque este puede aumentarse por decisión del Consejo de Ministros hasta un 50 por ciento cuando «concurra la explotación de recursos naturales, renovables o no». Los inversores podrían ser beneficiados también «con bonificaciones de hasta el 50 por ciento en varios impuestos».

Década de los ochenta

La nueva ley de Inversión Extranjera modificará la vigente desde 1995 con el objetivo de adecuarse a las reformas económicas que impulsa el Gobierno para«actualizar» su modelo socialista. Aunque Cuba comenzó a abrirse a las inversiones extranjeras a mediados de la década de los años ochenta del siglo pasado, fue en los noventa cuando impulsó esa opción a partir de la crisis económica causada por la caída de la Unión Soviética.

Actualmente, la isla quiere atraer capitales extranjeros y desarrolla proyectos como la recién creada Zona Especial de Desarrollo del puerto de Mariel, considerada la obra de desarrollo más importante que se ejecuta en su territorio