Diputadas turcas acceden por primera vez al Parlamento llevando el velo
La dipuatada turca Gulay Samanci, es una de las cuatro diputadas turcas que llevaronvelo al Parlamento el jueves - efe

Diputadas turcas acceden por primera vez al Parlamento llevando el velo

La oposición califica la iniciativa de «un intento de eliminar el principio del secularismo»

Actualizado:

«No sabemos cómo van a reaccionar, pero vamos a entrar en el parlamento con nuestros velos, y a continuar nuestro trabajo», declaraba ayer la diputada Nurcan Dalbudak, del islamista Partido Justicia y Desarrollo (AKP), que gobierna en Turquía. «Vamos a ser testigos del inicio de una era importante, y cumpliremos el papel principal. Seremos los portaestandartes», afirmaba Dalbudak.

Ella y otras tres parlamentarias (Sevde Beyazit Kacar, Gulay Samanci y Gonul Bekin Sahkulubey, todas del AKP) han roto hoy un arraigado tabú al ocupar sus escaños en la Asamblea Nacional llevando el velo islámico. Dalbudak ha sido la única de las tres que ha entrado al edificio por la puerta principal. Las otras tres lo han hecho por un paso subterráneo, para evitar a la prensa.

Aunque muchos diputados habían hecho explícito su rechazo a esta iniciativa, el tono general de la oposición ha sido relativamente contenido. El Partido Republicano Popular (CHP), secularistas kemalistas, ha mantenido un notorio silencio en sus filas.

Único antecedente

La escena, sin embargo, es bastante diferente de la que envolvió en 1999 a la diputada Merve Kavakçi, del Partido de la Virtud, cuando trató de jurar su cargo llevando el velo. «Este no es lugar para desafiar al estado. ¡Informen a esta mujer de sus límites!», clamó entonces el primer ministro de la época Bülent Ecevit, mientras gran parte de los parlamentarios gritaba: «¡Fuera! ¡Fuera!». Kavakçi no sólo perdió su escaño parlamentario, sino también su nacionalidad turca, cuando se descubrió que tenía también la doble ciudadanía estadounidense sin haberlo notificado a las autoridades. Su caso, además, fue utilizado como prueba por el Tribunal Constitucional durante el proceso de ilegalización del Partido de la Virtud por «atentar contra los principios seculares del estado turco».

Esta vez, la oposición también ha llamado la atención sobre el hecho de que ninguna de estas diputadas llevaba velo hasta ahora en su vida privada. Las cuatro afirman haber tomado la decisión tras su reciente peregrinación a La Meca. A principios de esta semana, el vicesecretario del CHP Faruk Logoglu afirmó que su partido haría todo lo posible para impedir que las parlamentarias pudiesen llevar el velo en el hemiciclo. «No dejaremos que ocurra. Protegeremos el Parlamento», aseguró Logoglu. «Jamás nos quedaremos callados ante actos dirigidos a eliminar el principio del secularismo», comentó asimismo Dilek Akagün, otro diputado de la misma formación.

«Elegidas por la nación»

Estas declaraciones, sin embargo, han sido ampliamente criticadas por los medios afines al gobierno y sus simpatizantes, por lo que los kemalistas no han tardado en suavizar su postura. «Todo lo que el AKP está intentando con este asunto del velo es jugar el papel de ‘maltratados’. No caeremos en su trampa. No dejaremos que exploten este tema», afirmó ayer el portavoz del CHP en el parlamento, Muharrem Ince.

En realidad, la prohibición de llevar velo en la asamblea parlamentaria no está codificada en ningún texto legal, como recordó recientemente el primer ministro Recep Tayyip Erdogan. Pero no ha sido hasta que el AKP ha consolidado su mayoría absoluta que un gesto así ha sido posible. El gobierno turco presentó hace dos semanas un «paquete de reformas democratizadoras» que, entre otras medidas, autorizaban de forma explícita el uso del velo para las funcionarias en todas las instituciones públicas, incluyendo la Asamblea Nacional.

«No hay ninguna norma en el parlamento que lo impida, y todo el mundo debe respetar la decisión tomada por nuestras hermanas en este asunto», ha declarado Erdogan. «Han sido elegidas por la nación, y son representantes de la nación en el parlamento», afirma el mandatario turco.