Letta advierte del «riesgo mortal» que corre Italia
Enrico Letta comparece ante el Senado - afp
italia se asoma al abismo de la inestabilidad

Letta advierte del «riesgo mortal» que corre Italia

El primer ministro lucha por conservar su Gobierno en su comparecencia ante el Senado

Actualizado:

Italia se asoma al abismo de la inestabilidad. Una crisis política que podría tener consecuencias fatales para toda Europa. Letta trata hoy de ganarse el favor de la Cámara Alta en una jornada clave para su Gobierno, para Italia y para Europa. El primer ministro advierte: «Italia corre un riesgo mortal».

El primer ministro trata de salvar a su país del caos político desatado la semana pasada cuando todos los ministros del partido del Pueblo de la Libertad presentaron su dimisiónm en bloque. La situación pareció enmendarse ayer por la tarde cuando el deflín de Berlusconi, Angelino Alfano, anunció que apoyaría al Ejecutivo en la moción de confianza, pero Italia sigue jugándose el pellejo.

El primer ministro apela al «horizonte pésimo» al que se enfrentarían los parados o a la «renuncia a la reforma de las instituciones» que debería afrontar Italia. «Nos arriesgamos a la ingobernabilidad si convocamos elecciones, porque no habría mayoría», advierte Letta visiblemente afectado.

«¡Lo podemos hacer, podemos consguirlo!», animaba el primer ministro a la Cámara alta, después de que el líder del Pueblo de la Libertad, Silvio Berlusconi, pidiera a los cinco ministros de su partido que presentasen su dimisión.

Letta recuerda que «la pesadilla de la recesión ya quedó atrás» y considera que ahora los parlamentarios tienen en sus manos «la posibilidad de evitar» que Italia recaiga apostando por «una nueva política económica, industrial y social».

El líder del Partido Democrático ha puesto sobre la mesa propuestas concretas como «medidas a emprendedores y pymes» y objetivos de Gobierno como «un aumento del PIB del 1% de cara a 2014 y un endeudamiento por debajo del 3%».

El primer ministro apura así su última posibilidad de convencer al ala rebelde del partido de Berlusconi al que necesitará para ganar la moción de confianza que se decidirá en las próximas horas.