Letta logra formar Gobierno y presenta su lista de ministros a Napolitano
El dirigente del Partido Demócrata (PD) Enrico Letta - efe

Letta logra formar Gobierno y presenta su lista de ministros a Napolitano

El número dos de Berlusconi, Angelino Alfano, ocupará el cargo de viceprimer ministro y ministro del Interior

Actualizado:

La capacidad de diálogo y mediación de Enrico Letta, de 46 años, ha producido el milagro de formar un gobierno de gran coalición en Italia, del que formarán parte el Pueblo de la Libertad de Silvio Berlusconi, el Partido Democrático (centro-izquierda) y el pequeño grupo centrista de Mario Monti, Scelta Civica.

Letta, católico del ala moderada del Partido Democrático, ha logrado imponer una pacificación, aunque sea provisional, entre su partido y el enemigo Berlusconi en una guerra que dura ya 20 años, que ha condicionado y marcado toda la vida política italiana. No es una tarea que se logra de la noche a la mañana.

Enrico Letta ha logrado ese milagro en un tiempo récord: el miércoles el presidente de la República, Giorgio Napolitano, le encargaba la formación de gobierno, y cuatro días después se presentaba de nuevo ante el jefe del Estado con una lista de 21 ministros, después de complicadísimas negociaciones, fuertes tensiones y superar algunos vetos entrecruzados entre los partidos. Mañana será el juramento, y el lunes el nuevo gobierno se presentará ante el Parlamento para someterse a la votación de confianza. Italia puede contar así, 61 días después e las elecciones del 24-25 de febrero, con un gobierno y superar la parálisis política.

Enrico Letta ha querido darle a su gobierno un carácter de renovación y novedad, y por eso ha evitado incluir nombres que ya hubieran ejercido como ministros en anteriores gobiernos, con alguna excepción como Angelino Alfano, que fue ministro de Justicia con Silvio Berlusconi, y ahora ocupará la cartera clave de Interior.

Alfano, secretario político del Pueblo de la Libertad, será el hombre de confianza del Cavaliere en el gobierno. En otro ministerio de especial sensibilidad para Berlusconi, como el de Justicia, se encargará Anna Maria Cancellieri, una personalidad respetada que ha ocupado con elogios generales el ministerio del Interior en el gobierno de Mario Monti, quien la propuso incluso como candidata para la presidencia de la República por su prestigio y como persona respetada que se ha mantenido siempre fuera de las luchas políticas.

Carteras clave

Un ministerio muy disputado ha sido el de ministro de Asuntos Exteriores. Lo pretendía el exprimer ministro del PD Massimo D´Alema, quien ya fue también titular de Exteriores. Pero Berlusconi puso el veto: «Si entra D´Alema, yo debo ser incluido como ministro del Tesoro». También aspiraba a ese prestigioso ministerio Mario Monti. Al final, el exprimer ministro Monti dio un paso atrás y pidió anoche que también lo hiciera quien podía ser objeto de división en el gobierno.

Al final resultó elegida la excomisaria europea Emma Bonino, mujer muy prestigiosa y respetada, que había estado entre los posibles candidatos a la presidencia de la República.

Otro ministerio clave de este gobierno, el de Economía, será ocupado por un técnico, Fabrizio Saccomanni, un apreciado que era director general de Bankitalia. Silvio Berlusconi quería imponer un nombre de su partido y rechazaba que fuera un técnico, por considerar que el gobierno tecnócrata de Monti ha sido «un desastre». Al final ha tenido que dar su brazo a torcer en este nombramiento. Pero Silvio Berlusconi aparece como el triunfador de esta larga crisis, hasta el punto de que Mario Monti reconocía anoche en televisión: «Berlusconi es el más bravo de todos en política. Lo dicen los hechos».