Detenido un hombre por abusar sexualmente de un menor con Asperger

El varón de 56 años engañó al chico para llevarle en su vehículo hasta su domicilio donde le realizó tocamientos

MADRIDActualizado:

La Policía Nacional ha detenido en Madrid a un hombre de 56 años como presunto autor de un delito de abuso sexual a un menor que padecía síndrome de Asperger. La investigación, dirigida por la Unidad de Familia y Atención a la Mujer, comenzó cuando la madre del menor denunció que su hijo había sufrido un presunto abuso sexual a manos de un varón de unos 50 años.

La familia comenzó a sospechar porque el menor decía que salía con sus campañeros de instituto. Una mañana, salió de su casa y regresó a las dos horas, volviendo a salir por la tarde. A sus padres les contó que iba con sus amigos. Pero, en realidad, quedaba con un hombre que conoció porque este se acercó a él diciéndole que su cara le resultaba familiar y que conocía a sus padres. Así, el menor cogió confianza enseguida.

Su madre observó que la actitud de su hijo era extraña. El chico tiene una discapacidad de un 34% reconocida por la Comunidad de Madrid, teniendo diagnosticado el síndrome de Asperger y trastorno de déficit de atención e hiperactividad. Es por eso que no es habitual que se relacione con sus compañeros de clase. Su progenitora le hizo varias preguntas, preocupada, y el chico confesó que había mentido.

El menor manifestó que el detenido le llevó en su vehículo hasta su domicilio donde le realizó tocamientos. También le trasladó a un restaurante a comer una hamburguesa y a conocer diversos lugares, realizándole más tocamientos durante los trayectos.

«Amigos en secreto»

Cuando el hijo le confesó a sus padres que la historia sobre que salía con sus compañeros era mentira, afirmó que había sido inventada por el hombre detenido para no levantar sospechas y así seguir siendo «amigos en secreto».

Los agentes contactaron con una Unidad de Atención a Víctimas con Discapacidad Intelectual, al objeto de solicitar su colaboración para poder proceder a la exploración del menor, evitando someterle a una nueva victimización. En ésta el menor manifestó a los agentes que había concertado una nueva cita con esta persona días después.

Tras una laboriosa investigación los agentes consiguieron identificar al presunto autor de los abusos. Para conseguir su localización contaron con la autorización de los padres del menor y la valentía de éste, para establecer un dispositivo policial a su alrededor y detener al abusador en la cita fijada.

En el lugar y a la hora acordada, el varón se presentó en actitud desconfiada, aparcando su coche en una calle aledaña y escondiéndose en varias ocasiones por temor a ser descubierto. Tras unos minutos de vigilancia se acercó al menor y le manifestó que le iba a llevar otra vez a conocer sitios, momento en el que fue detenido por agentes de paisano que se encontraban en el lugar.

El arrestado pasó a disposición judicial, decretándose su ingreso en prisión. Tras la operación, el menor hizo llegar una emotiva carta a los agentes agradeciendo el trato recibido y mostrando haberse sentido parte del equipo investigador, indicándoles que gracias a su labor otros menores no sufrirían lo mismo que él.