Parque eólico situado en la luguesa Serra de Meira
Parque eólico situado en la luguesa Serra de Meira - MIGUEL MUÑIZ
ENERGÍAS RENOVABLES

Inversión de 5.000 millones en diez años para duplicar la potencia eólica

Las empresas estiman que con los nuevos parques se podrían generar 8.000 empleos

SantiagoActualizado:

Los cambios en las reglas del juego, del Gobierno autonómico primero y del central después, paralizaron la construcción de parques eólicos en Galicia. Pero el objetivo de la Unión Europea de que en 2030 casi una tercera parte de la electricidad provenga de fuentes renovables augura el resurgimiento del sector. En un comunicado remitido esta mañana, la Asociación Eólica de Galicia (EGA) estima que en la próxima década se invertirán 5.000 millones de euros en la Comunidad que permitirán duplicar la potencia instalada actualmente.

A finales de 2018 Galicia contaba con 3.423 MW repartidos en 162 parques en explotación. La Comunidad ocupa actualmente el tercer puesto en potencia instalada, por detrás de Castilla y León (5.591 MW) y Castilla-La Mancha (3.847 MW). Pero cuando acabe 2019, la previsión es que los nuevos parques que entren en funcionamiento permitan alcanzar los 4.000 megavatios. «Cuando finalice el año en curso, se pretende recuperar la máxima potencia instalada en un año, un ritmo aproximado de instalación que se observó en los años de la primera implantación eólica», indica EGA.

Las previsiones para el decenio 2020-2030 que maneja la patronal eólica apuntan a que se crearán unos 4.500 MW nuevos, lo que duplicará la potencia instalada actualmente. La inversión eólica tendrá impacto en el empleo. Según EGA, agrupando el que corresponde a parques en construcción y en explotación, se generarán más de 8.000 puestos de trabajo nuevos, superando los 12.000 en total vinculados directamente al sector.

«La tecnología eólica, igual que la biomasa, —explica EGA— será la que más pueda crecer en Galicia, porque no se van a hacer nuevas centrales hidroeléctricas. Y aquí no tenemos ni sol ni territorio para poder hacer rentable la energía fotovoltaica, de tal forma que la eólica en Galicia tiene todavía mucho recorrido».

El objetivo de la UE, según una directiva no vinculante para cada país pero sí para el conjunto de Europa, es que en 2030 el 32 por ciento de toda la energía consumida debe proceder de fuentes renovables. En España la cifra incluso sube al 35 por ciento en la propuesta del proyecto de ley de cambio climático y transición energética. «Pensemos que Galicia aún tiene más de un 60 por ciento de dependencia de energía producida por combustibles fósiles (petróleo, gas y carbón), así que debemos crear las mejores condiciones para desarrollar y agilizar al máximo la implantación de energías verdes, en particular la eólica», sostiene EGA. «El objetivo final es reducir las emisiones de CO2, que son las que provocan el calentamiento global o cambio climático», subraya.