El presidente de la Xunta durante la rueda de prensa posterior al Consello
El presidente de la Xunta durante la rueda de prensa posterior al Consello - EFE
Tras diez años de parálisis

El eólico despierta de su letargo con 18 nuevos parques para el año 2020

La Xunta inicia la tramitación para instalar 409 megavatios. Las empresas invertirán 450 millones de euros. Feijóo asegura que durante su construcción a lo largo de dos años se crearán 6.000 puestos de trabajo

SantiagoActualizado:

Tras diez años de parálisis, el sector eólico toma impulso en Galicia. El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha anuncido hoy que la administración gallega ha empezado los tramites para la construcción de 18 nuevos parques eólicos que tendrán que estar operativos antes del 31 de diciembre de 2019. Sumarán 409 megavatios, lo que supondrá un 12% más del total de la potencia instalada en la comunidad, que alcanza los 3.334. «Retomamos el pulso del sector eólico en Galicia», ha aseverado el presidente en la rueda de prensa posterior al Consello de la Xunta.

En los últimos diez años la construcción de nuevos parques en Galicia ha sido anecdótica. Primero se anuló el concurso puesto en marcha por el bipartito y hubo que esperar a la resolución del nuevo reparto del viento organizado por el primer Ejecutivo de Feijóo. Pero inmediatamente después el Gobierno central cambió las reglas del juego y decidió suprimir las primas que recibían las energías limpias paralizando el concurso autonómico. En los últimos meses, el Ministerio de Energía e Industria ha organizado subastas de 8.000 megavatios, que garantizan a las empresas un suelo por el precio que recibirán por la electricidad. Gas Natural Fenosa ha solicitado a la Xunta la instalación de 186,9 megavatios, Enelgreen Power (ex Endesa) 92 Mw, Norvento ha pedido 116,2 megavatios e Inverolica de Abella, 14 Mw. Aunque todavía no han solicitado las licencias formalmente, Feijóo ha explicado que las eléctricas han trasladado a la Xunta su intención de instalar en Galicia otros 200 megavatios más.

«Es el acuerdo más importante de la legislatura desde el punto de vista eólico, tanto en incremento de la producción como en puestos de trabajo», ha asegurado Feijóo. Según los cálculos de la Xunta, los nuevos parques supondrán una inversión de 450 millones de euros en Galicia y 6.000 puestos de trabajo durante su construcción entre 2018 y 2019 (80 una vez en funcionamiento). El presidente ha recalcado, además, que gracias al canon eólico los municipios en los que se asienten, mayoritariamente en las provincia de la La Coruña y Lugo, recibirán en conjunto 665.000 euros cada año, un total de 13 millones durante toda la vida útil de los parques.

Plazos ajustados

La subasta organizada por el Gobierno central ha impuesto unos plazos ajustados para poder desarrollar los parques. Tendrán que finalizarse antes de que acabe 2019, si no expira el plazo concedido. Para lograr llegar a tiempo, la Xunta ha aprobado la polémica ley de fomento de la implantación empresarial, que sustituye en la práctica al anterior marco regulatorio para la instalación de parques eólicos en la Comunidad. La norma reduce los trámites legales y agiliza los plazos para dar facilidades a la colocación de nuevos aerogeneradores en los montes gallegos. Sus detractores, como la oposición o los grupos ecologistas, denuncian que se reducen las garantías, por ejemplo en temas de impacto ambiental y que está diseñada para favorecer a las grandes empresas frente a los propietarios de los terrenos.

Feijóo ha reivindicado insistentemente su aprobación. «Hoy sería imposible ninguna autorización» de nuevos parques eólicos sin esa ley, aseveró el presidente de la Xunta. Los proyectos, ha continuado, serán considerados estratégicos por lo que la administración gallega los aprobará en la mitad del tiempo. El mandatario autonómico ha asegurado también que los parques autorizados tendrán «todas las garantías medioambientales».

La Asociación Eólica de Galicia (EGA) ya ha celebrado la aprobación de la ley de fomento de la implantación empresarial, que asegura atiende sus reivindicaciones. Aunque mostró sus dudas sobre si la Xunta tendrá capacidad real para agilizar las tramitaciones. La norma gusta menos a los propietarios de los terrenos. La asociación Ventonoso censura, por ejemplo, que el tiempo de exposición pública de los proyectos se reduce a la mitad impidiendo comprobar si toda la documentación está correcta.

Los tiempos en que Galicia lideraba la producción eólica de España están ya lejos. Con la parálisis sufrida por el sector en los últimos años muchas compañías gallegas se han visto obligadas a emigrar para buscar el desarrollo de nuevos parques en países extranjeros. Pese a la pérdida del primer puesto, Feijóo decidió ayer ver el vaso medio lleno. «Galicia es la segunda (autonomía) en capacidad eólica pero la primera en productividad por eficiencia», resaltó el presidente de la Xunta. «Tras la recesión económica y las distintas reformas del mercado energético, estatales, nuestro sector vuelve a tomar energía», prosiguió.

Según los datos Asociación Empresarial Eólica en 2016, Galicia se situó como la cuarta autonomía con mayor potencia instalada, el 14,48% del total 23.000 megavatios de toda España. Por delante se situaron Castilla y León (que concentra el 24%), Castilla La Mancha, con el 16% y prácticamente empatada con Galicia, Andalucía con un 14,52%. Durante todo el año pasado, sólo Castilla y León y Canarias ampliaron su potencia instalada.