Francisco Conde, conselleiro de Economía e Industria de la Xunta, al explicar la adjudicación de Rozas
Francisco Conde, conselleiro de Economía e Industria de la Xunta, al explicar la adjudicación de Rozas - EFE

Indra e Inaer ganan el proyecto de drones de Rozas

La propuesta conjunta de ambas multinacionales se impone a Airbus y Boeing en el concurso público de la Xunta

SantiagoActualizado:

La propuesta conjunta que Indra e Inaer realizaron a la Xunta para convertirse en su socio y crear un centro de referencia en el desarrollo y la construcción de aviones no tripulados de uso civil ha sido finalmente la elegida. Así lo han anunciado este jueves el presidente de la Xunta y su conselleiro de Industria, después de que la adjudicación fuera aprobada en el Consello de la Xunta.

Las multinacionales española y británica se han impuesto a Airbus y Boeing, que concurrían a este concurso público convocado en 2015. Este mismo año, Indra e Inaer se instalarán en el aeródromo de Rozas, a 30 kilómetros, donde el Gobierno gallego va a desarrollar de su mano un polo aeronáutico que sitúa a la Comunidad a la vanguardia en este tipo de tecnología que pronto despuntará.

Ambas multinacionales desarrollarán nuevas naves íntegramente en el aeródromo de Lugo

La parte central del proyecto cuenta con una inversión de 115 millones de euros, de los cuales 75 los aportan las firmas ganadoras, que llevarán a este recinto lucense «toda su actividad presente y futura» en el desarrollo de drones, según indicó el conselleiro Francisco Conde. Desarrollarán naves íntegramente en territorio gallego e instalarán distintos centros de mantenimiento.

600 empleos y 18 empresas contratadas

La previsión es que genere 600 empleos y que beneficie a distintos sectores industriales, pues el acuerdo incluye contratar con 18 empresas gallegas, la creación de seis más o trabajar con 14 centros tecnológicos de instituciones y universidades de la Comunidad.

«Es el proyecto estratégico más importante en décadas de la Xunta en la provincia de Lugo», ha destacado Alberto Núñez Feijóo, quien ha subrayado que «no es fácil atraer a Galicia la inversión de multinacionales» de la manera que esta iniciativa lo ha conseguido.