«El PSOE gobierna con diplomacia, lejos del ardor guerrero con que lo hizo el PP»
De la Vega y Corbacho, hoy en la comparecencia tras la «vuelta» estival del Gobierno - efe
conflicto en melilla

«El PSOE gobierna con diplomacia, lejos del ardor guerrero con que lo hizo el PP»

De la Vega tacha de «inoportuna, desleal y oportunista» las visitas de Aznar y cargos populares esta semana a Melilla. Anuncia que Moratinos viajará a Rabat en septiembre

MADRID Actualizado:

El conflicto acaecido en la frontera de Melilla con Marruecos aguardaba al Gobierno, reunido hoy en pleno en el Consejo de Ministros. La primera pregunta a la que se ha tenido que enfrentar María Teresa Fernández de la Vega en la rueda de prensa posterior ha versado sobre este controvertido asunto, y la vicepresidenta del Ejecutivo se ha afanado en destacar hasta el extremo «las buenas relaciones, como socios y amigos, que existen entre España y Marruecos». Las ha ensalzado hasta el punto de considerar que «nuestras relaciones son más prósperas y fructíferas que nunca, fruto de un trabajo diplomático serio y riguroso, muy alejado del ardor guerrero propio de cuando gobernaba el Partido Popular». A este partido le ha dedicado críticas derivadas de lo que, a juicio del Gobierno, ha sido «un claro oportunismo» del PP aprovechando el conflicto desatado en el paso fronterizo de Beni-Enzar tras las acusaciones de «racismo» volcadas por activistas marroquíes sobre las agentes españolas que vigilan la frontera. «No es aceptable hacer política partidista a costa de las relaciones entre España y Marruecos», reprocha De la Vega, que ha anunciado que la acción del Gobierno se limitará al viaje el lunes de Alfredo Pérez Rubalcaba para entrevistarse con su homólogo marroquí, al igual que hará Miguel Ángel Moratinos, a comienzos del próximo mes de septiembre, con el titular de Exteriores del reino alauí.

«Sólo van en campaña», dice el Gobierno

La vicepresidenta ha «enmendado» el error de memoria histórica cometido por el ministro de Fomento esta semana, cuando acusó a José María Aznar de no haber visitado nunca Melilla siendo presidente del Gobierno, señalando que los responsables del PP sólo viajan a Melilla «en campaña electoral» ( Aznar visitó Melilla en 2000 como jefe del Ejecutivo y candidato a la reelección y en 2004 para brindar su apoyo a Mariano Rajoy como aspirante a La Moncloa), «buscando réditos políticos», como ha acaecido esta semana a su juicio con la visita tanto de Aznar como del vicesecretario general de Comunicación de la formación, Esteban González Pons. La «número dos» del Ejecutivo ha tachado de «inoportunas y desleales» las visitas a la ciudad autónoma durante el bloqueo comercial que ha sufrido por parte de los activistas marroquíes situados en la frontera.