Imagen de archivo de un patinete eléctrico por las calles de Valencia
Imagen de archivo de un patinete eléctrico por las calles de Valencia - EFE
Movilidad

Valencia empieza a multar a los patinetes con la nueva normativa sin una campaña institucional previa

La ordenanza de Movilidad regula desde junio las nuevas formas de transporte pero el Ayuntamiento estableció un periodo de adaptación sin sanciones que vence en septiembre

VALENCIA Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Desde este domingo, 1 de septiembre, la Policía Local de Valencia empezará a sancionar a todos los usuarios de bicicletas, motos y Vehículos de Movilidad Personal (VMP) que no atiendan las restricciones que plantea la nueva ordenanza de Movilidad.

La recién estrenada normativa - que prohíbe, por ejemplo, a los patinetes eléctricos circular por las aceras, transportar a otras personas y ser utilizados por menores de 16 años- entró en vigor el pasado 8 de junio, pero el Ayuntamiento decidió entonces no imponer sanciones todavía y dejar un período de adaptación con el objetivo de que los usuarios -a través de una campaña informativa- conocieran sus obligaciones y las multas a las que se exponían si estas no se cumplían.

Pero tres meses después, y ante la inminente puesta en práctica del texto, la delegación liderada por Giuseppe Grezzi todavía no ha puesto en marcha un dispositivo - como sí se ha hecho en otras ocasiones o en eventos multitudinarios como la Gran Fira de València- para informar a la ciudadanía de los cambios y novedades que recoge este documento que surgió como respuesta ante la proliferación de las nuevas formas de movilidad y la regulación del tráfico en la ciudad, ya que también incluye aspectos como, por ejemplo, las llamadas «calles 30».

Fuentes municipales consultadas por ABC aseguran que la Policía Local ha estado llevando a cabo durante este tiempo «prudencial de adaptación» una «fase informativa a pie de calle», advirtiendo directamente a los usuarios y explicándoles las posibles consecuencias de sus acciones con la entrada en vigor de la nueva norma.

Desde el consistorio ponen también el foco en la difusión que se ha hecho de la misma a través de los medios de comunicación y de los diferentes colectivos que han colaborado en la redacción del texto. A partir de ahora -aseguran- este período que se abre con el inicio del nuevo curso se irá reforzando con campañas complementarias «en función del tiempo y de las necesidades» para focalizar sobre asuntos concretos que puedan generar confusión en la ciudadanía, en coordinación también con la Policía Local.

¿Por dónde puedo circular?

La nueva ordenanza de Movilidad establece que los vehículos de movilidad personal no pueden circular por las aceras. Hacerlo supondía una sanción de hasta 200 euros. Si hacemos uso de ellos bajo los efectos del alcohol, la multa asciende hasta los 500. Tampoco se permite circular por la vía pública con auriculares.

Los patinetes eléctricos catalogados como A, que llegan a los 20 km/h, velocidad máxima en carril bici (15 si este está en la acera) pueden circular a no más de 10 por las zonas peatonales, a una distancia mínima de un metro de los peatones.

Eso es algo que tienen prohibido los etiquetados como B, que llegan a los 25 kilómetros por hora de velocidad y con los que es obligatorio llevar casco, luces y timbre. Ambas clases tienen que estacionarse en las horquillas instaladas para ello y se sugiere que incluyan elementos reflectantes.

Respecto a las motos, no pueden circular por el carril EMT-Taxi. La ordenanza establece que pueden aparcarse en las aceras de más de tres metros de ancho, mientras que las bicicletas se podrán aparcar en las farolas u otros elementos, pero no en los árboles.

Estas últimas deben circular, preferiblemente, por los carriles bici, aunque podrán seguir haciendo por la calzada , ya que todavía hay zonas donde no hay conexión entre las vías destinadas a este fin. Del mismo modo, la normativa plantea la posibilidad de que puedan circular en ambos sentidos en las calles residenciales, zonas 30 y zonas de coexistencia de usuarios, así como en las de limitación 30 si existe una señalización expresa autorizándolo.