Foto de familia de la OBC con el director Kazushi Ono
Foto de familia de la OBC con el director Kazushi Ono - ABC

L’Auditori se vuelca en el público joven en el aniversario de Beethoven

El centro barcelonés quiere reivindicarse como «altavoz de la modernidad musical»

BarcelonaActualizado:

L’Auditori de Barcelona se ha propuesto llegar al público joven con más contundencia que nunca, y lanza un abono de 50 euros para menores de 25 años que permitirá acceder a los 300 conciertos que organiza la sala durante la próxima temporada. Sale a 16 céntimos cada concierto, si alguien es capaz de asistir a todos. «Es una tarifa plana, similar a las que ofrecen Netflix, Spotify o HBO», explicó ayer en rueda de prensa el gerente de L’Auditori, Jordi Tort.

Los jóvenes abonados simplemente tendrán que esperar a dos días antes de los conciertos para hacerse con alguna de las butacas que aún no se hayan vendido, sin ningún coste extra. Tort y el director general del centro, Robert Brufau, explicaron que teniendo en cuenta la media de ocupación de la sala, es fácil que encuentren entradas casi siempre. «Si se prevé llegar a agotar localidades, estos abonados recibirán un aviso», explicó Brufau.

El anuncio se hizo en el marco de la presentación de la programación de la Orquesta Sinfónica de Barcelona (OBC) y de las temporadas de Cámara y Antigua de L’Auditori, los principales buques insignia de la casa. Por primera vez, la propuesta artística de todas ellas se ha perfilado buscando un relato unitario, que en este caso será la conmemoración del 250 aniversario de Beethoven.

Brufau destacó que esta coincidencia encaja a la perfección con la voluntad de L’Auditori de ser «el altavoz de la modernidad», ya que «la figura gigantesca de Beethoven simboliza por igual la tradición y la modernidad». Así, se interpretará la práctica totalidad de su producción sinfónica, y se organizará una maratón de catorce horas con su música de cámara. El ciclo de música Antigua proseguirá con la integral de sinfonías de Beethoven dirigidas por Jordi Savall, y el festival «Llums d’Antiga» tendrá como lema «Libertad, entre el caos y el orden», en un homenaje más al músico alemán.

Además, se estrenará una ópera basada en la ópera «Fidelio» de Beethoven, titulada «Prisoners of the State», coencargo de L’Auditori junto con el Barbican de Londres y la Filarmónica de Nueva York. Los compositores invitados la próxima temporada serán Pablo Carrascosa y Ramon Humet.

Además de su director titular, Kazushi Ono, se pondrán al frente de la OBC Rinaldo Alessandrini, Jan Willem de Vriend, Vladimir Ashkenazy, Valery Gergiev, Josep Pons, Juanjo Mena y dos mujeres: Simone Young y Dalia Stasevska. Los pianistas Javier Perianes, Gabriela Montero y Juan Pérez Floristán, los violinistas María Dueñas y Josep Colomé, el clarinetista Joan Enric Lluna, el violoncelista Pablo Ferrández y voces como las de Saioa Hernández, Joan Ramon Olivé o María Espada destacan entre el talento local presente en las diferentes temporadas. A ellos hay que añadir formaciones como los cuartetos Gerhard y Cosmos, y el ensemble vocal O Vos Omnes.

El presupuesto artístico de la próxima temporada asciende a 2’4 millones de euros, muy similar al de la presente.