El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont (d), y el vicepresidente, Oriol Junqueras (i) - EFE

Puigdemont y Junqueras proponen a Rajoy un «referéndum acordado» como el escocés

El presidente de la Generalitat y el vicepresidente aseguran que no renunciarán a «ejercer el derecho» de autodeterminación este mismo año 2017

MADRIDActualizado:

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y el vicepresidente, Oriol Junqueras, han propuesto al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, un «referéndum acordado» sobre la independencia de Cataluña como el que pactaron Reino Unido y Escocia. En esta línea, ambos, aseguran que no renunciarán a «ejercer el derecho» de convocar un referéndum de autodeterminación este mismo año 2017.

Ambos han realizado esta petición en un artículo conjunto en «El País»bajo el título «Que gane el diálogo, que las urnas decidan», en el que apuestan por seguir la «vía escocesa»: «Entre Reino Unido y Escocia hubo acuerdo porque hubo voluntad política de convocar y permitir un referéndum. No se dejó en manos de tribunales lo que se pudo resolver políticamente».

«El escenario del referéndum acordado es el que desearíamos en Cataluña. Queremos recordar que lo hemos propuesto ya en diversas ocasiones. Hoy, pese a los malos augurios y el rechazo frontal del Gobierno español, volvemos a insistir en ello», exponen.

Puigdemont y Junqueras contraponen la judicialización del proceso soberanista con el escenario escocés y lamentan que el referéndum «en España no puede ni tan solo formar parte de una mesa de diálogo entre los Gobiernos español y catalán».

A su juicio, «no sólo hay una preocupante ausencia de voluntad de diálogo, sino que camina en la dirección exactamente inversa: querellas, judicialización de la política, guerra sucia, amenazas de uso de medidas excepcionales, etcétera». En este punto, recuerdan las condenas de inhabilitación a cargos públicos para el president Artur Mas y las conselleras Irene Rigau y Joana Ortega.

«Abandono» a los catalanes

Además, Puigdemont y Junqueras, consideran que el Estado español «ha abandonado a todos los catalanes», incluso a los que no quieren la independencia, con su rechazo a no dialogar sobre el futuro político de Cataluña.

«El Estado -añaden- también ha abandonado a los catalanes que habrían querido ver en el español aquel Estado propio que no es ajeno a sus demandas. Y para estos catalanes y también para todos los demás, la Generalitat les pondrá las urnas. Que decidan. Es su derecho, y lo ejercerán», amenazan.

Una de las primeras reacciones a sus palabras ha sido la de Cristina Cifuentes, que en declaraciones a La Ser ha afirmado que es «bastante contradictorio» pedir negociar cuando, a la vez, se están «imponiendo unas condiciones imposibles de aceptar para un gobierno».

También ha hablado al respecto el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, que ha criticado Puigdemont y Oriol Junqueras por pedir al Gobierno central un referéndum acordado y al mismo tiempo avisar de que van a «desobedecer».

Por su parte, el líder del PPC, Xavier García Albiol, ha calificado de «disparatado» y «sin pies ni cabeza» el artículo y ha dicho que «al mil por cien no se celebrará ningún referéndum en Cataluña».

«"Me parece un acto para limpiar su conciencia. Son conscientes de que la opinión pública catalana tiene más claro cada día que si hay un gobierno cerrado en banda y que apuesta por el todo o nada es la Generalitat, mientras el Gobierno demuestra que está dispuesto a sentarse para hablar de los problemas reales», ha dicho Albiol en declaraciones a RNE.