Puigdemont, durante una sesión de control en el Parlament
Puigdemont, durante una sesión de control en el Parlament - Efe

Puigdemont: «Ha llegado el momento de tomar decisiones claras y directas»

La oposición reprocha a Junts Pel Sí la tramitación «con alevosía» del reglamento para propiciar la desconexión exprés

ÀLEX GUBERN
BARCELONAActualizado:

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha asegurado esta mañana que el Parlament y el ejecutivo catalán se disponen a tomar “decisiones claras y directas” en el proceso soberanista. Lo ha explicado Puigdemont en medio de los reproches de los partidos de la oposición por los últimos movimientos de la mayoría de JpS: de manera particular la tramitación de la reforma del reglamento del Parlament con objeto de posibilitar la aprobación exprés o por la vía rápida de las llamadas leyes de desconexión; así como la inclusión en los Presupuestos de la Generalitat de una partida para el referéndum cuestionada por inconstitucional por el Consejo de Garantías Institucionales.

«A ustedes lo que les preocupa es que haya un gobierno que cumpla con sus compromisos. El hámster ha salido de la rueda», ha explicado Puigdemont en una nueva y estrambótica metáfora para explicar el momento del “proceso”. “Ha llegado el momento de la verdad”, le ha replicado el presidente catalán a la líder de la oposición, Inés Arrimadas (Cs), que a su vez le había cuestionado por “estar tomando el pelo incluso a los independentistas de buena fe. Su plan es un fraude ilegal”.

Además de Arrimadas, el resto de partidos de la oposición ha sido muy duro con la tramitación de la reforma del reglamento del Parlament y la de unos Presupuestos con una partida cuestionada, algo en este último caso pendiente de la resolución de la enésima crisis entre JpS y la CUP. En esta línea, por ejemplo, el líder del PSC, Miquel Iceta, le ha reclamado al Govern que “cumpla la ley”. “Si hacen una ley de Desconexión no la hagan con nocturnidad y por la puerta de atrás. ¿Esta es la transparencia y la calidad democrática que proponen para la nueva república?”, se ha preguntado Iceta, respondiéndose él mismo: “No en nuestro nombre”.

Por su parte, el líder del grupo del PP, Xavier García Albiol, ha apuntado que los últimos movimientos de la Generalitat “representan un proyecto de independencia de feria de fin de semana, no la de un Parlamento serio de un país de la Unión Europea”.

En paralelo, y en medio de un nuevo episodio de tensión entre JpS y la CUP a cuenta de los Presupuestos -estos últimos amenazan con no apoyarlos si se retira la mención al referéndum en las cuentas-, la CUP no ha dudado en golpear a sus aliados pro su flanco más débil, el de la corrupción. La pregunta se producía de manera simultánea a la celebración en la Ciudad de la Justicia de la vista oral por el juicio del caso Palau. “El fango llega a lo que algunos decían que era el oasis catalán, la corrupción no tiene fronteras ni banderas”, ha recriminado la diputada de la CUP Anna Gabriel al presidente catalán, reprochándole que su partido se envuelva en la bandera para defenderse de las acusaciones de corrupción. “Esto no va de sentar independentistas en el banquillo”, ha señalado Gabriel en relación a los casos que afectan a la antigua CDC.

En este contexto, Gabriel ha apuntado que en la misma cámara en la que hablaba “hay personas señaladas”, en alusión clara al diputado y exconsejero de Justicia Germà Gordó, descrito por la Fiscalía Anticorrupción como pieza clave de la trama del 3 por ciento .