Juliana Josefa Leal Luján, la mujer con síndrome de Down desalojada del acto de Motilla del Palancar
Juliana Josefa Leal Luján, la mujer con síndrome de Down desalojada del acto de Motilla del Palancar

MOTILLA DEL PALANCAREchan a una mujer con síndrome de Down de un acto «por asustar a los asistentes»

Las hermanas de Juliana Josefa Leal Luján han denunciado a la empresa organizadora, Medisalud, que niega los hechos

Actualizado:

Juliana Josefa Leal Luján no podrá olvidar el mal rato que pasó el pasado martes por la tarde. Esta vecina de Motilla del Palancar (Cuenca), con síndrome de Down, acudía junto con sus dos hermanas —María Ascensión e Irene—, que cuidan de ella, a una charla comercial celebrada por la empresa valenciana de productos de bienestar Medisalud en el Hotel del Sol de la localidad.

Hasta aquí todo normal. El problema surgió, según cuenta a ABC el alcalde Pedro Tendero, cuando uno de los organizadores del acto se acercó a ellas y les dijo que debían abandonar la sala «porque podría asustar a los asistentes».

Las tres hermanas, acompañadas de otros asistentes que se solidarizaron con ellas, se marcharon a regañadientes. Unos hechos por los que han puesto una denuncia, a través del a través del Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) en Castilla-La Mancha, con una actuación de oficio ante la Fiscalía de Cuenca.

Desde la empresa Medisalud niegan que se expulsara a Juliana por el hecho de tener síndrome de Down. A través de una nota de prensa, explican que «desde un principio, tanto María Ascensión como Irene estuvieron impidiendo el normal comienzo de la charña y desobedeciendo las instrucciones».

El motivo, según señalan, es que obsequian a los asistentes del evento con la entrega, al final de la charla, de un regalo para el invitado y su acompañante —solamente un obsequio por pareja y no uno por persona—. «Estas dos señoras molestaron de forma ostensible desde el principio del acto porque querían recibir dos obsequios, y no solo uno por pareja como el resto de asistentes», añade Medisalud en la nota.

La empresa dice que ha tratado de ponerse en contacto con las denunciantes para aclarar este incidente, pero afirman que no ha encontrado receptividad por su parte ni intención de cambiar su versión «tergiversada» de los hechos.

Las hermanas Leal Luján reconocen que ya el miércoles recibieron una llamada de los responsables de Medisalud para pedirles perdón y que ayer mismo les ofrecieron unos teléfonos móviles y unas agendas, que eran los obsequios que entregaba a los asistentes a su charla.

El gerente de Down España, Agustín Matía, calificó el suceso de «lamentable». «Es increíble que, a día de hoy, nos encontremos con casos como este, en los que se discrimine a personas con síndrome de Down», declaró Matía, al tiempo que subrayó que «por desgracia no se trata de un hecho aislado». Así, recordó el caso de un grupo de jóvenes a los que se negó la entrada en un local nocturno de Lleida.