Casa en la que se ha producido el macabro hallazgo, con la puerta precintada por la Guardia Civil
Casa en la que se ha producido el macabro hallazgo, con la puerta precintada por la Guardia Civil - Efe
Sucesos

Dos turolenses, acusados de matar a su madre y convivir durante meses con su cadáver

Lo escondieron en un armario de casa, en Pozondón (Teruel). Los detenidos son un hombre y una mujer de 55 y 60 años

ZaragozaActualizado:

Dos hermanos vecinos de Pozondón (Teruel), un hombre y una mujer de 55 y 60 años, han sido detenidos este miércoles tras descubrir el cadáver de su madre en un armario, empotrado en los muros de la casa familiar. Según las primeras investigaciones, se cree que la mujer llevaba muchos meses muerta, incluso más de un año, según los primeros indicios. Sus dos hijos solteros que convivían con ella han sido detenidos, acusados de asesinato.

Entre el reducido vecindario de Pozondón hace tiempo que extrañaba que no se viera para nada a esta anciana, que tenía 89 años. El propio alcalde de la localidad, Mario Cáceres, que se ha topado con este macabro caso a los pocos días de tomar posesión al frente del ayuntamiento. El municipio no llega a los 50 vecinos empadronados y está ubicado en la zona de la Sierra de Albarracín, a poco más de 40 kilómetros de la capital de provincia.

El alcalde ha indicado que fueron precisamente los servicios sociales de la localidad los que avisaron a las autoridades. Lo hicieron hace escasos meses, alarmados al ver que pasaba el tiempo, no sabían nada de la anciana y se topaban reiteradamente con evasivas cuando preguntaban por ella a sus hijos. Dejaron de saber de ella, dejaron de verla y empezaron a temer que pudiera ocurrir algo extraño. Sus hijos «no daban respuesta coherente» cuando les preguntaban dónde estaba su madre, según ha indicado el alcalde.

Este miércoles se despejaron las dudas cuando la Guardia Civil entró en la casa y encontraron los restos de la anciana, que en sus últimos años de vida tenía la movilidad reducida. Sus dos hijos solteros quedaron detenidos de inmediato y fueron trasladados a la Comandancia de Teruel para quedar a disposición del juzgado que instruye las diligencias. Los restos de su madre también fueron trasladados a la capital turolense para practicarle la autopsia y obtener detalles precisos de su muerte, de cómo y cuándo se produjo.

De momento, los indicios obtenidos por la Guardia Civil se han sustanciado en una acusación por presunto asesinato contra los dos hijos solteros que vivían con ella, el hombre y la mujer de 55 y 60 años. Según han informado en la localidad, la hija se encargaba de llevar la casa y estar al cuidado de su anciana madre, mientras que el hermano trabajaba esporádicamente para el ayuntamiento.

Ahora queda por determinar desde cuándo llevaban conviviendo estas dos personas con el cadáver de su madre o, lo que es lo mismo, cuánto hace que murió y fue escondida en su propia casa. En un primer momento se ha especulado con que llevaría muerta desde hace un año, pero no se descarta que falleciera hace varios años. La autopsia será la que arroje luz al respecto.