Parte de la factoría que la compañía leridana ha proyectado construir en Épila (Zaragoza)
Parte de la factoría que la compañía leridana ha proyectado construir en Épila (Zaragoza)
Empresas

Así será la gigantesca fábrica de comida que el grupo catalán Guissona instalará en Aragón

Cuatro mataderos, planta de procesado cárnico, hornos de pan, congelados, repostería, quesería y hasta fábrica de comida para animales... casi 200 hectáreas en Épila (Zaragoza)

ZaragozaActualizado:

Casi 200 hectáreas de terreno albergarán la gigantesca fábrica de comida que el grupo catalán Guissona -propietario de la cadena de tiendas Bonárea- ha decidido instalar en Aragón, en la localidad zaragozana de Épila. El proyecto de las instalaciones, al que ha tenido acceso ABC, es un enorme complejo en el que habrá desde múltiples mataderos a plantas de procesado cárnico, pasando por fábrica de pan, queserías, repostería industrial y hasta fábrica de comida para animales.

Fue a primeros de febrero de este año cuando Guissona hizo pública su decisión de instalar en Aragón su nuevo gran centro industrial y logístico que soportará la expansión de este grupo cooperativo nacido en 1959 en la localidad leridana del mismo nombre. Los directivos del grupo Guissona pusieron especial empeño en no ligar la deriva independentista catalana de su decisión de sacar fuera de Cataluña su nueva gran fábrica. Afirmaron que eligieron esta localidad zaragozana porque, geográficamente, respondía de forma idónea a sus planes de expansión territorial.

El Gobierno aragonés ha arropado con ímpetu este proyecto, para el que ha desplegado un intenso plan de ayudas: desde tramitar la expropiación de los terrenos para facilitar la barata adquisición del suelo por parte de Guissona, hasta la redacción de proyectos urbanísticos y acuerdos de apoyo económico y formativo. El Ejecutivo autónomo ha comparado la implantación de esta factoría de Guissona con el impacto que tuvo en 1982 la llegada de la fábrica automovilística de General Motors a Figueruelas (Zaragoza).

En estos momentos, la Administración autonómica trabaja en el desarrollo de todos los trámites ligados a la implantación de Guissona. Y ya se dispone del plano de lo que será esa nueva fábrica.

Superficie: 225 hectáreas

En total, el nuevo complejo agroindustrial abarcaraá 225 hectáreas situadas entre la autovía A-2 (Madrid-Zaragoza) y la carretera autonómica A-1305 que conecta con Épila. Esas 225 hectáreas se dividen en dos sectores: el mayor de ellos, de 188 hectáreas, es en el que se levantará la fábrica de Guissona.

Cuatro mataderos

Esta gigantisca factoría contará con cuatro mataderos. Uno para cerdos, otro para pollos, otro más para pavos y uno para rumiantes. Junto a ellos habrá una amplia sección industrial para elaborados cárnicos, zona de despiece y envasado.

Fábricas de pan, de repostería y de líquidos

La factoría incluirá también una fábrica de pan, otra sección para la elaboración de productos alimenticios líquidos y un área en la que se fabricarán productos sin gluten. También incorporará una seción industrial dedicada específicamente a la elaboración de postres y quesos.

Frutas, verduras y congelados

La gigantesca planta que va a construir Guissona en la localidad zaragozana de Épila contará igualmente con una sección dedicada al tratamiento y envasado de frutas y verduras. Junto a ella habrá otra sección industrial específicamente destinada al envasado de frutos secos y al tratamiento de productos congelados.

Comida para animales

Otra de las líneas de producción de esta gran factoría será la dedicada a comida para animales (petfood) y a la obtención de subproductos a partir de las materias primas ganaderas y agrícolas que llegarán a diario a esta fábrica.

Gasolinera, depuradora, lavadero...

Junto a las secciones industriales de alimentación habrá una larga lista de instalaciones auxiliares que irán desde una gasolinera de la propia compañía Guissona a una depuradora propia de aguas residuales, pasando por una potabilizadora, un centro de recogida selectiva de residuos, una planta de pirolisis, otra de cogeneración energética, un «centro agrario», talleres, edificio para conductores de los miles de vehículos de transporte que entrarán y saldrán a diario de este complejo industrial, un lavadero para camiones y amplias zonas de aparcamiento, además de un centro de operaciones logísticas.

Miles de puestos de trabajo

La fábrica se prevé que entre en funcionamiento en el año 2019. Según el proyecto empresarial con el que se está trabajando en estos momentos, esta gran factoría se prevé que cree 2.000 puestos de trabajo en los próximos seis años y más de 4.000 cuando esté a pleno rendimiento, a partir del año 2025.