Zoido da por desarticulada la célula terrorista de los atentados pero los Mossos discrepan

Todos los expertos de la Mesa de Valoración de la alerta terrorista han coincidido, teniendo en cuenta los terroristas abatidos, los detenidos y los identificados contra los que se están practicando diligencias

Actualizado:

El ministro del Interior, Juan Antonio Zoido, ha dado este sábado por desarticulada la célula terrorista que ha atentado en Barcelona y Cambrils, causando 14 muertos y más de un centenar de heridos.

Zoido, que ha comparecido en Moncloa tras informar al presidente del Gobierno del resultado de la reunión de la Mesa de Valoración de la alerta terrorista, ha explicado que todos los expertos asistentes a esta reunión han coincidido en que «prácticamente la célula ha quedado totalmente desarticulada», teniendo en cuenta los terroristas abatidos, los detenidos y los identificados contra los que se están practicando diligencias.

El Ministerio del Interior ha decidido también mantener el nivel de alerta antiterrorista en el cuatro de cinco posibles tras los atentados, aunque se adoptarán medidas de refuerzo, como mayor vigilancia en zonas con mucha afluencia de personas.

El nivel cuatro de alerta implica «riesgo elevado» de comisión de un atentado en España y está en vigor en España desde el 26 de junio de 2015 tras los atentados en Francia, Túnez, Kuwait y Somalia. Zoido afirmó que se ha decido no elevarlo a 5 -máximo de la escala- que supone, entre otras medidas, recurrir a las Fuerzas Armadas, porque no existen actualmente riesgo de atentado inminente. El ministro apoyó su decisión en las recomendaciones realizadas por los distintos expertos en materia de seguridad que, dijo, son quienes “aconsejan si elevarlo (el nivel de alerta) o no”.

El responsable de Interior afirmó que el nivel 4 de alerta antiterrorista se va a reforzar tomando medidas adicionales en cuatro ámbitos: puesta en marcha de dispositivos de seguridad en lugares o eventos de afluencia masiva, especialmente en aquellos relacionados con el turismo; intensificación en la protección de potenciales objetivos de ataques terroristas; dispositivos de reacción frente a un hipotético atentado; y estrechar la colaboración con las policías locales promoviendo reuniones con las juntas locales de seguridad. Zoido llamó a las distintas autoridades a trabajar con el objetivo de garantizar la convivencia pacífica y la seguridad de los ciudadanos. Por ello, lanzó un mensaje de tranquilidad “dentro de la lógica preocupación” vivida estos días.

Esto le permitió elogiar el trabajo de los miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado que hacen un “esfuerzo impagable” para evitar la comisión de atentados en España. A pesar de ello, reconoció que la «seguridad absoluta es un horizonte difícilmente asible», si bien garantizó que se trabajará por llevar ante la Justicia a los terroristas que pretenden quebrar la libertad y la democracia.

Zoido reconoció el «comportamiento ejemplar» de los barceloneses tras la tragedia y llamó a evitar difundir rumores falsos y mensajes que atenten contra la dignidad de las víctimas También agradeció el “cariño y la cercanía” de la comunidad internacional y destacó que la comunidad musulmana en España ha convocado «rotundamente» los atentados. Advirtió a los terroristas de que «nunca podrán arrebatarnos nuestro modelo de convivencia. No será fácil ni rápido, pero será. Juntos somos más fuertes y venceremos con la ley y la fuerza del Estado de derecho».

Los Mossos contradicen a Interior

Por su parte, el portavoz de los Mossos d'Esquadra, Albert Oliva, ha evitado confirmar o desmentir si la célula que ha atentado en Barcelona y Cambrils (Tarragona) está desarticulada, como ha anunciado el ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, y ha avisado que son ellos quienes dan la información sobre este caso.

«De la misma manera que cuando se produjo el atentado fueron los Mossos d'Esquadra el cuerpo que dio la primera información y somos los que estamos dando la información, seremos nosotros los que concluiremos el resultado final de la investigación cuando consideremos que la célula esté totalmente desarticulada», ha señalado el portavoz.

Y ha añadido: «No desmentimos ni confirmamos a un ministro», ha dicho Oliva en una atención a los medios, y ha recordado que han pasado pocas horas de los atentados y que, durante este tiempo, se han producido muchas acciones y detenciones en actuaciones rápidas, y que, a partir de ahora, la información correrá de forma más lenta y detallada.

Además ha insistido en que son los Mossos los que lideran la investigación, aunque ha admitido que lo hacen complementando sus labores en un trabajo «conjunto y coordinado» con la Policía Nacional y la Guardia Civil, con quienes comparten «mucha información».

Polémica «sin recorrido»

Varias horas después, tanto el Ministerio del Interior como la Conselleria de Interior de Cataluña han negado discrepancias entre ellos sobre la investigación de los atentados. Fuentes de ambos departamentos han asegurado a Efe que han mantenido contacto telefónico en el que han coincidido en que las buenas relaciones entre los dos no se han visto afectadas por lo que han considerado un malentendido, que «no tiene más recorrido».

Fuentes del Ministerio del Interior han resaltado además la labor de los Mossos en la investigación de los atentados y la buena cooperación que existe entre esto cuerpo y las Fuerzas de Seguridad del Estado.

El propio Puigdemont ha negado que haya «discrepancias» entre las versiones y ha asegurado que «la coordinación es magnífica». «La versión policial la tienen que dar los Mossos y el departamento de Interior, pero aún no se han detenido a algunos elementos vinculados a la acción criminal. No vamos a dar aún por desarticulado el comando», ha dicho. En este punto, ha apuntado que «igual el ministro no se ha expresado bien» y ha reiterado que «no hay discrepancia» entre la versión de la Generalitat y la del Gobierno del Estado. En esta línea, ha insistido en que «la coordinación es magnífica y la información fluye» entre las dos administraciones sobre las investigaciones policiales

Periodistas, a la comisaría

El portavoz de la Policía catalana confirmó también que se sigue buscando a un huido como presunto miembro de la célula, al que los medios de comunicación están identificando como Younes Abouyaaqoub.

Al mismo tiempo, Oliva confirmó que se ha registrado un domicilio Ripoll y que forma parte de la "línea de investigación" que se está siguiendo. En este inmueble residía un imán musulmán que podría estar relacionado con la célula de los atentados.

Este representante de los Mossos también se refirió a que, por el momento, se han practicado nueve registros en relación con los atentados de Barcelona y Cambrils.

Por otra parte, este portavoz informó de que se ha trasladado a comisaría a varios periodistas españoles que entraron en un domicilio que estaba precintado por los Mossos por su relación con los atentados de esta semana. Los informadores han sido llevados a la sede policial para explicar su actuación.