El portavoz adjunto de ERC, Gabriel Rufián, abandona el Hemiciclo - EFE

Rufián monta un nuevo espectáculo en el Pleno y Pastor lo expulsa del hemiciclo

El portavoz adjunto de ERC insulta a Borrell e ignora las tres llamadas al orden de la presidenta de la Cámara Baja

MadridActualizado:

El nuevo espectáculo que el portavoz adjunto de ERC, Gabriel Rufián, tenía previsto protagonizar en el Pleno del Congreso ha culminado con su expulsión del hemiciclo. El político catalán ha medido fuerzas con el ministro de Exteriores, Josep Borrell, al que ha acabado calificando como «el ministro más indigno de la democracia» e insultándole con el descalificativo de «fascista». Una ofensa que ha asegurado que dedicará siempre que Ciudadanos acuse a los independentistas de «golpistas».

El republicano también ha faltado al respeto a Borrell asegurando que no tiene talla de ministro sino de «hooligan» y que es la «vergüenza» de los diputados socialistas por militar en Sociedad Civil Catalana. Una organización que ha clasificado como de «extrema derecha».

En su respuesta, el socialista ha preguntado a Rufián si le estaba llamando «racista» en alusión a la supremacía expresada por el presidente de la Generalitat, Quim Torra, respecto al resto de España. Y ha acusado a Rufián de verter sobre el Hemiciclo «esa mezcla de serrín y estiércol que es lo único que usted es capaz de producir». Provocó entonces que la bancada socialista se pusiera en pie -y parte también de la popular- y dedicara un gran aplauso a Borrell. El político republicano también se ha puesto en pie abriendo los brazos en gesto provocativo mientras decía sentir «vergüenza».

Los diputados de ERC abandonan el Hemiciclo
Los diputados de ERC abandonan el Hemiciclo - EFE

Pastor ha recordado entonces que el Reglamento del Congreso no permite a ningún diputado ponerse en pie ni hablar durante el turno de intervención de otro. La bancada socialista se ha sentado, pero Rufián ha continuado sin respetar el orden de la sesión. La presidenta del Congreso le ha advertido sin éxito hasta tres veces que guardara el orden. A la tercera, le ha expulsado del Hemiciclo. Con Rufián, han abandonado voluntariamente el Salón de Plenos todos sus compañeros de bancada y a la salida toda la comitiva ha pasado por delante del escaño de Borrell, en el banco azul. En ese momento se ha visto al ministro protestar mientras su compañera, la titular de Justicia Dolores Delgado, le pedía calma.

A la salida, Borrell ha explicado a la Prensa que uno de los diputados de ERC que acompañaban a Rufián le escupió al pasar junto a él, informa Gregoria Caro. Por ello, al tomar de nuevo la palabra, el titular de Exteriores ha denunciado que «el Hemiciclo es donde se argumenta con la palabra, no donde se escupe a los diputados como acaba de pasar».

El apodo de Pastor

Pastor ha tomado entonces la palabra para lanzar una fuerte reprimenda a sus señorías en la que su voz ha llegado a verse afectada al recordar cómo algunos diputados le faltan al respeto al apodarla despectivamente «la institutriz» por sus frecuentes peticiones de silencio al Hemiciclo.

La tercera autoridad del Estado ha advertido que el Congreso «es la casa de la palabra pero la palabra no se puede utilizar por ninguno para insultar». Ha adelantado entonces la retirada de los calificativos «fascistas y golpistas» del diario de sesiones porque «leerán el diario de sesiones no mañana, dentro de cien años. Y esta generación, que tuviéramos que representar lo mejor de la historia de España después de 40 años de democracia, estamos demostrando que no utilizamos bien la palabra que nos han dado los españoles para representarles».

Pastor ha continuado reprochando que tampoco sus señorías mantiene un adecuado «modo de estar» porque «no solo hay insultos, sino faltas de respeto a la Presidencia». En este punto ha denunciado que también se oyen en el Hemiciclo insultos machistas de los que ella misma es objeto. «Les digo que no hay honor mayor que presidir este Pleno, pero también les digo que no voy a permitir que cosas que han ocurrido esta mañana vuelvan a ocurrir en el Hemiciclo».