Juicio del «procés» en directo | El número dos de Trapero: «Puigdemont dijo que declararía la independencia» si había violencia el 1-O

El juicio del «procés» afronta ya su octava semana de sesiones

Para reproducir la señal de vídeo en directo, haga click en la imagen

MadridActualizado:Actualizar

19.25Se suspende la sesión hasta mañana, con la declaración pospuesta del comisario de los Mossos, Joan Carles Molinero.

19.21Turno para el último de los guardias civiles que declarará hoy, que también participó en la inspección de los vehículos dañados en los registros de la Conselleria de Economía. Explica la misma situación a las preguntas del fiscal y de la Abogacía del Estado. Los oches estaban destrozados y llenos de basura y enorme suciedad.

19.15A la pregunta de la abogada Marina Roig sobre la recogida de muestras biológicas en los coches, el cabo asegura que recogieron «muestras de unas manchas rojizas, supuestamente sangre». Lo hicieron, dice, porque puede que «alguno se cortaran accidentalmente». En esas muestras después hallaron restos biológicos de dos personas pero no pudieron identificar.

19.10Turno para un cabo primero de la Guardia Civil especializado en criminalística y que tuvo que inspeccionar los vehículos que fueron dañados en los registros de la Consejería de Economía el 20 de septiembre. «Estaban los tres coches iguales, irreconocibles. Tenían pegatinas de la república y de las votaciones del 1-O y estaban con las ruedas rajadas. En el interior habían vertido basura y los habían llenado de pintadas. Los espejos retrovisores y los limpiaparabrisas estaban arrancados. El techo estaba abollado...», explica el agente al fiscal Fidel Cadenas.

19.07El teniente coronel explica también que se detuvo a una persona en el CAP de Sant Andreu porque agredió presuntamente a un guardia: «Lo tiró al suelo, cayó encima de él y le aplicó una técnica de estrangulamiento», recuerda este.

19.01Cuando es preguntado por la Abogacía del Estado, el guardia civil relata que había gente grabando constantemente con el móvil y a poca distancia.

18.58El teniente explica que había unos 200 concentrados, los cuales profirieron insultos contra la Guardia Civil. Este declara que varias preguntas que no recibieron ayuda de los Mossos durante su intervención y que recibieron «patadas, empujones y esputos» y que uno de sus agentes resultó herido al detener a un ciudadano. «Tuvimos que volver a las 13.18 e incautamos tres urnas», explica.

18.52El abogado defensor de Jordi Cuizart pregunta por la actuación del dispositivo en el Ayuntamiento de Fonollosa (Barcelona). «Acabamos empapados en sudor para tratar de quitar a las personas que había con los brazos entralazados en el suelo. Fuimos exquisitos, lo hicimos todo con las manos».

18.50El teniente cuenta después al abogado Dolors Bassa que su cometido era proteger a la Policía Judicial. Aun así, dice, hubo heridos entre los miembros de su dispositivo.

18.46El guardia civil cuenta que vio a muchas personas grabándoles con el móvil. «Nunca antes había visto tantos, si caso en conciertos de adolescentes». Y añade: «Creo que nos grababan constantemente porque la premisa era provocarnos».

18.44La abogada del Estado insiste en si había gente mayor y menores. El teniente declara que sí los había. Recuerda a niños «que sus padres llevaban en brazos».

18.38El teniente de la Guardia Civil también escuchó gritos de «hijos de puta», tanto en catalán como en español. «Nos golpeaban y nos escupían», relata.

18.36El teniente explica que había una pareja de mossos cerca de la escuela pública que, al preguntarles que por dónde se entraba, le contestaron que no lo sabían. Explica que más tarde apareció otro mosso que dijo ser sargento, el cual le preguntó si iban a desalojar y si llevaban la orden judicial para ello. «Puso una cara muy rara. Le pregunté su nombre, pero me dio un número», declara.

18.30Se reanuda la sesión con un teniente de la Guardia Civil que fue jefe del dispositivo en el colegio de San Miguel en Castellagalí, de Barcelona. Este asegura el objetivo de la gente era «obstaculizar nuestra labor» y, creo, que estaba organizada.

18.07Tras las preguntas del abogado Jordi Pina, el juez anuncia un receso de 15 minutos

18.03El abogado de Oriol Junqueras y Raül Romeva comenta que en el informe médico no se hace referencia a que su lesión se produjera durante el referéndum ilegal. El cabo declara que se lo comentó a su jefe, pero que no recuerda si también lo comentó en el hospital.

17.56Turno para un cabo de la Guardia Civil que fue parte del dispostivo en Sant Iscle de Villalta. A preguntas del fiscal Fidel Cadenas, describe igualmente la tensión del momento y habla de «insultos, patadas y puñetazos». El agente asegura que le rompieron un dedo.

17.48Javier Melero, abogado defensor del exconseller Joaquim Form, pregunta sobre el día que se organizo el dispositivo del 1-O. El capitán de la Guardia Civil responde que unos días antes y que hasta el día anterior no supo dónde tendría que actuar.

17.43El letrado Andreu van den Eynde pregunta a continuación si alguno de sus agentes «tiró a la gente al suelo y la golpeó con su porra». El guardia civil declara que él no lo vio.

17.36A continuación, declara un capitán de la Guardia Civil que dirigió el dispositivo en Sant Cebriá de Villalta y en Sant Iscle de Vallalta. Le cuenta al fiscal Fidel Cadenas que acudió al colegio como refuerzo del primer dispositivo que habían mandado. Recuerda un hombre «que se identificó como miembro de la ANC» se ofreció a mediar. Y describe después la misma situación agresiva: «Hubo zarandeos a los agentes».

17.31A las preguntas del fiscal, este guardia civil también asegura haber recibido haber sufrido daños. En concreto, un «fuerte hematoma desde el brazo derecho del hombro hasta el codo».

17.27Un sexto guardia civil que actuó en un colegio de Sant Cebriá de Villalta cifra las personas en «1.500 o 2.000 personas». Este agente asegura que estas personas estaban organizadas y cuenta igualmente que «tras preguntar a una señora si quería salir, empezó un griterío tremendo, que fue lo que hizo que empezara la actuación».

17.25Marina Roig pregunta si había niños en la rampa o en los alrededores. El agente dice que en la rampa no había, pero fuera sí. También le pregunta si algún compañero grabó con su móvil, a lo que el guardia civil dice que no sabe.

17.22Marina Roig le pregunta al agente si había niños en la rampa o en los alrededores, a lo que este responde igualmente que en la rampa, no, pero que fuera sí.

17.20El guardia civil declara que recibió patada que le provocó «mucho dolor» por el que estuvo tomando varios días antiinflamatorios.

17.15Declara un quinto guardia civil de Sant Cebriá de Villalta, que explica al fiscal Fidel Cadenas que recibieron muchos insultos como «hijos de puta, asesinos y fascistas» al llegar al colegio.

17.06Declara a continuación un cuarto guardia civil presente en Sant Cebriá de Villalta, que explica en primer lugar, a las preguntas del fiscal Fidel Cadena, que había unas «200 personas en la rampa de acceso al colegio». Y que en total habría «más de mil». También asegura que recibieron «patadas, puñetazos y escupitajos», por lo que a él se tuvo el brazo hinchado durante los dos días siguientes.

17.05Pregunta el abogado Andreu van den Eynde sobre las indicaciones que tenía sobre los menores de edad. El agente explica que sus superiores le indicaron que tuviera «especial cuidado» tanto con los menores como con las personas mayores en el caso de que la hubiera.

16.51La letrada Marina Roig pregunta si se usaron las defensas «para golpear a la gente». El guardia civil lo niega.

16.48Le toca declarar a un tercer guardia civil que también intervino Sant Cebriá de Vallalta. «Había unas dos mil personas que estaban en posición de barrera. Al principio estaban tranquilos. Preguntábamos si querían salir de forma voluntaria. Una mujer nos dijo que sí, pero el gente empezó a gritar. Me quisieron quitar el escudo protector y en ese forcejeo me hice daño en la muñeca derecha», explica el agente al fiscal Fidel Cadena.

16.45A la pregunta de Marina Roig, abogada de Jordi Cuixart, sobre un posible acuerdo con la gente concentrada para que abandonara el colegio pacificamente, el guardia civil cree que no lo hubo, porque se procedió a la evacuación. «Nosotros fuimos en apoyo de otras unidades. Habría gente que saldría voluntariamente y otros fueron evacuados», cuenta.

16.42Preguntado ahora por el abogado Andereu van den Eynde, el agente declara también que que le propinaron golpes «donde pudieron, incluida la nuca».

16.39A la pregunta del abogado Mariano Bergés, el guardia civil dice que no le consta que pudieran intervenir el material electoral, pero que, en cualquier caso, ese no era su cometido.

16.37El abogado de Jordi Sánchez, Jordi Turull y Josep Rull pregunta si escuchó a alguien decir «somos gente pacífica, solo queremos votar en catalán». El agente dice que puede que lo hicieran, pero que no sabe catalán como para confirmarlo. Y añade que no le consta que se hicieran cargas y que tampoco se usaron defensas reglamentarias.

16.35El guardia civil de Sant Cebriá de Villalta cuenta que hasta el lugar llegaron dos parejas de mossos, pero que en ningún momento se mostraron colaboradores. El agente describe la actitud de, «incluso, desafiante» con ellos.

16.33El agente asegura que los manifestantes incluso intentaron quitarle el escudo protector y que al intentar cogérselo «con violencia» le provocaron lesiones en una de las muñecas. «También me quitaron la defensa y me dieron golpes en el casco. El resultado es que acabé en el suelo recibiendo patadas y puñetazos de todas partes hasta el punto de que se salió el casco de protección», asegura el agente, que dice que acudió al médico al día siguiente con una serie de contusiones en los brazos y en las cejas.

16.30El fiscal Fidel Cadena pregunta a otro de los guardias civiles que han acudido a declarar al Tribunal Supremo sobre la actitud de la gente. Estuvo destinado en Sant Cebriá de Villalta. «La reacción fue contraria a la nuestra, con insultos, la mayoría en catalán. La actitud era totalmente hostil hacia nosotros, haciendo aspavientos y gestos contrarios hacia nosotros».

16.24Tras la agresión del 1-O, el agente cuenta dos días después acudió al médico porque seguía sitiendo dolor en la zona testicular.

16.20A las preguntas del abogado de Jordi Cuixart, el guardia civil asegura no recordar «a nadie llorando» por la intervención de la Benemérita. Explica también que durante la operación se usaron los escudos, pero no la defensa reglamentaria.

16.14El guardia civil explica que en el colegio había «unas 300 o 400 personas sentadas o de pie» que «obstaculizaban totalmente el acceso».

Ver más