Javier Nart, eurodiputado de Ciudadanos
Javier Nart, eurodiputado de Ciudadanos - Rocío Ruz

Javier Nart arremete contra Rivera: «En Cataluña nos estamos equivocando seriamente»

El eurodiputado reconoció en «La noche de 24 horas» que la formación está abandonando sus orígenes de lucha contra el independentismo y el populismo

MadridActualizado:

El eurodiputado de Ciudadanos Javier Nart se reafirmó ayer, en una entrevista en «La noche de 24 horas», en su decisión de abandonar su asiento en el Comité Ejecutivo de la formación naranja tras forzar junto a Luis Garicano una votación - que perdieron- para que el partido se replanteara la estrategia respecto a la investidura del candidato socialista, Pedro Sánchez.

«Ojalá pensara una cosa distinta porque pensara que estoy equivocado. Pero sigo manteniendo que estábamos en lo correcto quienes la perdimos. Nosotros nacimos con el objeto de que España no dependiera de los separatistas, para que tuviéramos un gobierno estable, ni tampoco de los populistas», reconoció Nart.

La veda de dimisiones en la cúpula de Ciudadanos la abrió Toni Roldán, el ya exportavoz económico del partido en el Congreso y exsecretario de Programas, que renunció a todos sus cargos por discrepancias ideológicas y por el viraje de Cs a la derecha. Tras su marcha, Garicano y Nart reclamaron una votación en la que fueron derrotados. De los 35 miembros que componen la Ejecutiva -descontando a Roldán, que no participó- 24 se mostraron a favor de mantener el veto a iniciar una vía de negociación con el presidente del Gobierno en funciones, otros cuatro -entre los que se encontraba él- votaron en contra y tres se abstuvieron.

Nart se mostró reticente a contestar a las preguntas de los periodistas en el programa de análisis de la actualidad política y dijo haber pasado ya «a la clandestinidad y a la más absoluta de las discreciones». Admitió que no compartía la estrategia tomada por el partido, pero «sí cuestiones esenciales como la igualdad, la unidad y la solidaridad» que son valores que, a su juicio, defiende Ciudadanos y que él suscribe. De ahí que no siguiera los pasos de Roldán dejando todos sus puestos.

Afirmó que en política «cualquier abstención se paga» en referencia a los apoyos que PP y Cs necesitan de Vox para poder gobernar en comunidades como Madrid o Murcia. Pero también a la situación en Navarra donde el PSN precisa de la abstención de EH Bildu para hacerse con el Gobierno foral o a los votos que requiere Sánchez de Podemos para permanecer en el sillón de Moncloa. «Se lo van a cobrar. No será gratis», aseveró. Y añadió: «Lo que dije es que era necesario tener un acuerdo que significara estabilidad para España en un momento en que está frágil... Lo que pido se llama sentido común».

Asimismo, aseguró estar preocupado por el debilitamiento de la marca de Ciudadanos en Cataluña, donde residen sus orígenes. «Que en Hospitalet hayamos tenido el mismo resultado que Convergencia Democrática me parece patológico... Creo que es un problema lo que tenemos ahora en Cataluña, que nos estamos equivocando seriamente», señaló Nart, quien además apuntó que esta región «es esencial y fundamental en un momento en el que uno de los grandes problemas [del país] se llama Cataluña». «Éramos el primer partido allí y espero que podamos seguir siéndolo», apostilló.