Independentistas ondenado una señera ante el Palacio de la Generalitat
Independentistas ondenado una señera ante el Palacio de la Generalitat - Afp
Política

El independentismo se pone sueldo en la Generalitat: hasta 40 millones al año

Con Torra, tiene en su mano más de 300 puestos de altos cargos y asesores, y ocupar los que dejó vacantes el 155

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La investidura de Quim Torra garantiza a los secesionistas poder disfrutar de cientos de privilegiados sueldos con cargo a las arcas públicas, la larga lista de altos cargos o asesores de la Generalitat. En total, si se toma como referencia la estructura que dejó Puigdemont, 336 puestos de altos cargos y de eventuales (asesores), todos ellos de designación política directa. Pero la cifra final incluso podría ser superior si, haciendo uso de sus competencias organizativas, el nuevo gabinete de Torra decidiera crear más puestos de ese tipo - Puigdemont lo hizo al llegar al Ejecutivo catalán-.

En la Generalitat, el presupuesto disponible para sueldos de altos cargos y asesores alcanza actualmente los 40 millones de euros al año. Pero, llegado el caso, esa cifra también podría ir a más porque, al final, depende de lo que se aprueba cada año en el presupuesto autonómico. La mayoría de esos puestos tienen más sueldo que los ministros, y una gran parte más que el presidente del Gobierno de España.

Cuando el Gobierno intervino la Generalitat con la aplicación del artículo 155 de la Constitución, una de las consecuencias inmediatas fue la masiva destitución de los asesores (personal eventual) de la Generalitat de Puigdemont. Y también de una parte de los colocados como altos cargos.

En agosto de 2017, justo antes de que se lanzara el golpe independentista, el Ejecutivo catalán sumaba un total de 179 altos cargos y 157 asesores. A la lista se añadían 96 altos directivos de empresas y entes directamente controlados por la Generalitat, puestos cuyo nombramiento se mantenía bajo el control directo del «Govern». Aquella estructura se aligeró considerablemente tras la aplicación del 155. Así, el pasado marzo la lista había quedado reducida a 138 altos cargos, 7 asesores y 87 directivos. Es decir, la intervención de la Generalitat les hizo perder el sueldo a 41 independentistas que con Puigdemont disfrutaban de salario de alto cargo. También a 150 asesores que fueron destituidos. Y nueve puestos de altos directivos pasaron a quedar vacantes.

A tenor de los sueldos que tenían asignados, esa supresión temporal de altos cargos y asesores ha supuesto un ahorro en sueldos de unos 10 millones de euros, en todos estos meses en los que la Generalitat ha estado intervenida por el Estado. Ahora, con el independentismo de nuevo en la Presidencia de la Generalitat, esos sueldos vuelven a estar a su disposición: Quim Torra tiene en su mano a quién nombrar en los puestos y, por tanto, a quién pagar esos salarios de designación política directa.

Si Torra mantiene una estructura similar a la que tenía Puigdemont, eso significa tener a su disposición 40 millones de euros al año para sueldos de altos cargos y asesores. Es lo que reservó a tal fin el último presupuesto aprobado por la Generalitat hasta este momento, el de 2017.

Los sueldos de asesores de la Generalitat rondan los 65.000 euros brutos al año. En el caso de los altos cargos, los salarios más habituales superan los 80.000 euros. Por su parte, los consejeros del «Govern» están por encima de los 110.000 euros, mientras que el presidente Torra ronda los 140.000 euros brutos al año.