Pedro Sánchez asegura que la información de ABC es falsa y que emprenderá medidas legales
Pedro Sánchez asegura que la información de ABC es falsa y que emprenderá medidas legales - Twitter

La doble vara de medir: cuando Sánchez pedía la dimisión de Cifuentes y Casado

El presidente del Ejecutivo defiende su tesis a capa y espada cuando, en otros casos, le parecía una falta de «decencia» y pedía «moción» de censura

MadridActualizado:

La tesis del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presentada en 2012, está cuidadosamente guardada en la biblioteca de la Univerisdad Camilo José Cela y desde ayer miércoles hay cola para que los medios la puedan ojear el trabajo. ABC ha conseguido un ejemplar y lo ha analizado hasta detectar una de anomalías y hasta tres tipos diferentes de plagios.

A raíz de la polémica suscitada, Sánchez seguró este jueves por la mañana en su cuenta oficial de Twitter, que se trataban de noticias «rotundamente falsas», y que tomará «acciones legales, en defensa de mi honor y dignidad» en caso de que «no se rectifique lo publicado».

Además, la vicepresidente del Gobierno, Carmen Calvo, y posteriormente el mismo Sánchez a través de sus redes sociales, comunicaron que la tesis será «digitalizada» y que tendrá acceso público en la base de datos digital TESEO a partir de mañana. El presidente del Gobierno ha confirmado que él cumplió todos los pasos marcados por la ley, la defendió ante el tribunal y publicó las aportaciones de la investigación en revistas académicas.

Sin embargo, Pedro Sánchez no pensaba lo mismo hace unos meses cuando se conocían las controversias en los estudios cursados por otros políticos españoles. De hecho, a través de su cuenta oficial de Twitter, el líder socialista publicaba en abril de este año, a raíz de la polémica del máster de la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, que la popular «mintió y quienes la apoyen, estarán apoyando la mentira».

Sánchez pedía «moción» y dimisión para Cifuentes. «Cifuentes puede devolver el máster que nunca cursó, pero no puede dignidar a las instituciones», publicaba en Twitter el socialista.