El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, este miércoles en el pleno de la comision de control en el congreso con Pedro sanchez | Vídeo: Las claves que demuestran el plagio de la tesis de Pedro Sánchez - Maya Balanya
El plagio de Sánchez

Las «faltas de integridad académica» del presidente

Utilizar trabajos de otros autores suponen plagio en la tesis doctoral de Pedro Sánchez, según recoge la normativa universitaria

Pedro Sánchez cometió plagio en su tesis doctoral

Actualizado:

La normativa universitaria es muy estricta a la hora de utilizar trabajos de otros autores e incluso los publicados por el mismo autor con anterioridad. Pedro Sánchez cometió varios plagios en su tesis doctoral.

Plagio literal

El más grave es el plagio literal, que se produce al copiar a otro autor sin entrecomillar. Pedro Sánchez cambiaba apenas una palabra en cada frase, pero esto sigue siendo el mismo tipo de plagio. Todas las normativas universitarias, entre ellas la más extendida, la de Harvard, obligan a entrecomillar el texto e incluir inmediatamente la cita al documento original. Pedro Sánchez no lo hizo. En ocasiones, el actual presidente del Gobierno recurrió a una clara trampa. En algún momento incluía una referencia a la fuente de origen para, a continuación, plagiar el contenido, sin comillas, para que pareciera escrito por él. Expertos universitarios consultados, entre ellos un catedrático de la Universidad Complutense, sostienen que esta práctica no está permitida.

Plagio mosaico

Se produce cuando el autor hace un puzzle de una o varias publicaciones anteriores, cambiando solo algunas palabras. También es una falta de integridad académica, puesto que no hay aportación alguna por parte de quien se apropia de las ideas de otros.

Autoplagio

También denominado «duplicación de contenido», el autoplagio «se configura cuando el autor reutiliza sus escritos y los hace pasar como una obra inédita u original, y no cita ni referencia sus propias publicaciones», según describen los profesores Hernán Jiménez y Renzo Ramírez en el artículo «Plagio y autoplagio. Una reflexión». Se considera contenido duplicado con solo compartir la misma esencia, pero en el caso de Pedro Sánchez el autoplagio es total. Incluyó en su tesis dos artículos publicados con anterioridad, al alimón con otros profesores, páginas enteras literales, sin incluir comillas, referencia o cita alguna para alertar a los miembros del tribunal de que esa parte no era original.

Si Pedro Sánchez hubiera cumplido la normativa, las más de 300 páginas de su tesis habrían sido un gran entrecomillado, ya que se limita a volcar datos oficiales y reflexiones de otros autores. La aportación original del doctorando, objetivo primordial de una tesis, es meramente testimonial en el trabajo que convirtió a Pedro Sánchez en doctor en Economía por la Universidad Camilo José Cela de Madrid.