Las diez claves en el problema de la inmigración

La colaboración con los países de origen y una llegada ordenada de los inmigrantes, propuestas de los expertos

MadridActualizado:

El acuerdo entre las fuerzas políticas españolas y entre los distintos países de la Unión Europea, el fomento de la llegada ordenada de inmigrantes y las políticas de colaboración con los países de origen de estas personas deben presidir las iniciativas en esta materia.

1 Acuerdo entre los partidos

Un pacto de Estado de inmigración, que garantice una continuidad de las políticas en una materia tan sensible como ésta, es la mejor garantía de éxito. Hay margen para llegar a ese gran acuerdo, al menos entre los dos grandes partidos, que evitaría ocurrencias potencialmente devastadoras.

2 Política conjunta de la Unión Europea

Ese consenso entre las fuerzas políticas españolas sería clave para poder tener un papel importante en el diseño de la estrategia común de la Unión Europea. España, por su situación geográfica, es de los países que más ha sufrido la llegada de flujos descontrolados de inmigrantes y debe hacerse oír con fuerza.

3 Control de nuestras fronteras

Tenemos que garantizar la seguridad e inviolabilidad de nuestras fronteras, por nuestra seguridad y por la de la Unión Europea. Todo ello, claro está, dentro de los límites de la proporcionalidad y el respeto a los derechos humanos. Y por supuesto, hay que conseguir que los costes sean asumidos en parte por nuestros socios.

4 La competecia, de los Estados y la UE

Los intentos de algunos nacionalistas de asumir las competencias de inmigración deben ser cortadas de raíz. Se trata, por sus características, de una materia que es exclusiva del Estado en primer término y que cada vez más, desde el Tratado de Lisboa, depende de la Unión Europea. Lo contrario sería ir en contra del sentido de los tiempos.

5 Políticas de integración

En esta materia España se juega mucho. Hay que exigir que los extranjeros residentes en España asuman como propios nuestros valores democráticos, lo cual no es incompatible con el respeto a sus creencias. Hay que acabar con los guetos.

6 Una política de educación adecuada

El próximo gobierno debe trabajar con la máxima intensidad en una política de educación que permita primero una buena integración en las aulas y un apoyo contnueo para que puedan adquirir los conocimientos necesarios para seguir las clases al mismo ritmo que sus compañeros.

7 Prevenir estallidos sociales

La integración de las segundas y terceras generaciones es clave para prevenir estallidos sociales como los que se han producido en países de nuestro entorno. Es vital trabajar para la plena integración de esos jóvenes en nuestra sociedad, evitando que aparezcan sentimientos de frustración.

8 Combatir el discurso del miedo

Parte de los problemas de convivencia son consecuencia del discurso del miedo y el rechazo ante la población inmigrante. El Gobierno debe combatir con firmeza esas ideas generadoras de odio con datos objetivos sobre la auténtica realidad de la inmigración. Debe, en definitiva, liderar el debate en esta materia.

9 Políticas de asilo

España ha de ser muy cuidadosa en la concesión del asilo pero a la vez debe garantizarlo a todo aquel que merezca esa condición. Especialmente en momentos como éste en los que se están produciendo movimientos de población masivos provocados por conflictos bélicos, como es el caso de Siria.

10 Cooperación con los países de origen

Es una de las claves no solo para conseguir una inmigración ordenada, sino para ayudar al desarrollo de los países de origen. El Gobierno, en cooperación con la Unión Europea, debe alcanzar acuerdos con esas naciones. El hambre es uno de los principales motores de los movimientos de población.