ERC deja de creer en Pedro Sánchez

Esquerra empieza a pensar que todo en él son fuegos artificiales, aunque sigue siendo partidaria de no romper abruptamente

Manuel Marín
Actualizado:

Esquerra Republicana de Cataluña, antiguo socio «preferente» del PSOE con José Luis Rodríguez Zapatero, y ahora consorte de moción de censura con Pedro Sánchez, ha perdido la confianza en el presidente del Gobierno. ERC percibe a Sánchez desconcertado, rehén de la provisionalidad, carente de un plan predeterminado para Cataluña, e incapaz de sobreponerse a la presión que ha empezado a ejercer ese amplio sector del PSOE crítico con el separatismo y escandalizado por los resultados de la izquierda en Andalucía. Esquerra empieza a pensar que todo en Sánchez son fuegos artificiales, aunque sigue siendo partidaria de no romper abruptamente y abocarle a convocar elecciones generales en el mes de marzo.

En efecto, para ERC hay una «línea roja» insuperable

Manuel MarínManuel MarínAdjunto al DirectorManuel Marín