Ceniceros: «Todo el mundo estaba en contra, aquí nadie habla euskera»

El presidente de La Rioja reclama al PSOE que se disculpe con todos los riojanos tras la polémica con las enmiendas del Estatuto: «Ha sido una torpeza»

MadridActualizado:

Si La Rioja fuera Cádiz, los chirigoteros ya tendrían tema para las coplas del próximo carnaval. No obstante, la propuesta -a la postre fallida- del PSOE para equiparar en términos históricos y culturales el euskera con el castellano sí que ha dado pie a innumerables conversaciones en los hogares y bares riojanos. La ocurrencia ha sido la comidilla hasta que los socialistas recularon. Bien lo sabe el presidente de la Comunidad, José Ignacio Ceniceros, quien valora que el PSOE haya eliminado las alusiones al euskera en sus enmiendas, aunque para acertar «hayan tenido que rectificar».

-¿Cómo se llega a este punto?

-El español es un signo de identidad de La Rioja y estoy convencido de que todos los riojanos nos sentimos orgullosos. El euskera, sin embargo, no forma parte de nuestro acervo y los valores y sentimientos de los riojanos tampoco se pueden cambiar de la noche a la mañana. Ha sido una torpeza de Concha Andreu, la candidata socialista a las autonómicas, cuya ausencia pública estos días me llama poderosamente la atención. Ha estado callada y pienso que, después de haber creado este problema, tendría que dar la cara y pedir perdón a los riojanos.

-¿Se veía venir el guiño del PSOE al euskera o es algo nuevo en La Rioja?

-Es un tema que venía coleando. Algo le había escuchado antes al delegado del Gobierno, pero la sorpresa llegó cuando vimos las enmiendas. Nos tendrán que dar explicaciones y se las vamos a pedir. Esta propuesta no ha convencido a nadie y tampoco han explicado cómo pensaban llevarla a cabo. Todavía esperamos que Concha Andreu, que fue quien hizo la propuesta, diga algo.

-¿Por qué llega ahora el empeño de los socialistas con el euskera?

-No lo entendemos. Estamos con la reforma del Estatuto y en esta legislatura ha habido un buen clima de diálogo que nos está permitiendo sacar adelante leyes importantes con mucho diálogo y negociación. Hemos alcanzado acuerdos históricos y por eso nos ha extrañado que lleguemos a sentarnos a la mesa para reformar el Estatuto y ocurra esto. Descolgarse así nos ha sorprendido a todos. Propiciar el diálogo entre lenguas no requiere incluir el euskera en el estatuto. Tenemos bien claro que el español es el elemento integrador de todos los españoles. No tenía ningún sentido incluir la referencia del euskera en un estatuto como el nuestro. Menos mal que han rectificado, aunque les ha costado. Pero han acertado. Eran la comidilla.

-¿Este caso enturbia las buenas relaciones de esta legislatura con el PSOE?

-Espero que la reforma del Estatuto se haga salvando este tema. Creo que no tiene que haber ningún problema. Desde el debate de investidura ofrecí diálogo y trabajo a todos los grupos parlamentarios para hacer la reforma del texto y que fuera ese gran acuerdo de legislatura que sirviera para revitalizar la Comunidad. No sé qué puede pasar ahora, pero mantengo que necesitamos el apoyo del PSOE para un tema como este. Lo podríamos hacer con Ciudadanos y Podemos, sí, pero no se me ocurriría dejar al margen de esto al PSOE.

-¿Y a partir de ahora qué?

-El PSOE nos debe una explicación a todos los riojanos. En las glosas emilianenses aparecen palabras en euskera sí, pero su evolución y utilización en La Rioja no tienen nada que ver. Los riojanos no estamos pensando en eso. Me alegro de que lo hayan retirado, pero lo han hecho por la presión de un medio como ABC y porque todo el mundo estaba en contra. Aquí nadie habla euskera. Ahora hay que intentar sacar adelante con acuerdos la reforma del Estatuto. Los riojanos se lo merecen.