El presidente del PP, Pablo Casado, en una imagen de archivo - ABC | Vídeo: Casado califica de «vergonzante» la reunión de Sánchez con Torra (EP)

Casado denuncia que la reunión entre Sánchez y Torra supuso «un acto de traición a España»

El presidente del PP presenta en Palma a los candidatos de su partido en Baleares en los comicios municipales y autonómicos de mayo del próximo año

Palma de MallorcaActualizado:

El presidente del PP, Pablo Casado, ha afirmado este viernes en Palma que ayer le entristeció mucho «ver a un presidente del Gobierno de España», en este caso Pedro Sánchez, llegar a Barcelona con «un protocolo de cumbre bilateral entre dos estados» para reunirse con el presidente de la Generalitat, Quim Torra. Para Casado, «la sensación más preocupante es que todo esto era un punto de partida», pero no de «diálogo», sino de «quiebra de la soberanía nacional», así como también «un acto de traición a España».

El líder popular ha asistido esta mañana al acto de presentación de los principales candidatos del PP de Baleares para los comicios municipales y autonómicos de mayo del próximo año, entre ellos el aspirante a presidir la Comunidad, Biel Company, y el candidato a la Alcaldía de Palma, Mateu Isern.

Preservar el Estado

Durante su intervención, Casado ha indicado que «el PP necesita preservar el Estado echando a este Gobierno». En esa misma línea, ha señalado que el artículo 155 de la Constitución debería incluir ahora también al Ejecutivo central, a través de la convocatoria de elecciones generales lo antes posible. Para el líder popular, dicha convocatoria estaría justificada, porque los independentistas catalanes «van a seguir dando respiración asistida al rehén —Sánchez— que tienen entre sus manos».

Además, ha anunciado que el PP va a pedir a Sánchez una comparecencia inmediata en el Congreso para que dé cuenta de lo que está haciendo «a oscuras» con Torra. En ese contexto, ha querido lanzar un mensaje de «tranquilidad» tras los incidentes violentos provocados por radicales en Cataluña en las últimas semanas y también este mismo viernes, que han incluido agresiones. «Hay un partido que va a poner orden a esto», ha dicho Casado. Por ello, el PP «no permitirá», entre otras cosas, que esa violencia «afecte a otras comunidades autónomas».

Casado ha indicado también, en relación a Baleares, que el Archipiélago necesita un «remedio democrático» contra «el pacto de los radicales, de los sectarios», por ejemplo en Ibiza, en «donde acecha la turismofobia». Ha elogiado, poco después, a los candidatos populares escogidos ahora para presidir las distintas instituciones de las Islas. «Baleares es parte fundamental del proyecto nacional», ha enfatizado Casado. Asimismo, ha criticado la actual Ley de Turismo de la Comunidad, que limita los alquileres y que, a su juicio, crea inseguridad jurídica.

Previamente, Company ha señalado que ahora es «un momento de dificultades, en donde crecen los extremismos». A continuación, ha criticado al Ejecutivo que preside la socialista Francina Armengol con el apoyo de MÉS por Mallorca, MÉS por Menorca y Podemos. En ese contexto, Company ha dicho que el objetivo del PP sería que «la izquierda vuelva a la oposición», ya que los partidos citados estarían socavando «el pilar de la concordia y la convivencia». Asimismo, ha dicho del PP que «si tiene que ser extremista, es aplicando el sentido común y solucionando los problemas de la gente». En relación a las críticas que ha recibido la formación popular desde otros partidos próximos ideológicamente, Company ha destacado que «nadie nos va a ganar en defender a España y nuestra idiosincrasia».

Recuperar la ilusión

El acto se había iniciado con la intervención de la presidenta de la Junta Territorial del PP de Palma y actual portavoz de su partido en el consistorio palmesano, Marga Durán, quien ha señalado que «el cambio es muy necesario y es urgente». Asimismo, ha denunciado, una vez más, que «el castellano ha sido arrinconado de todo el ayuntamiento». En ese contexto, Durán se ha mostrado convencida de que los ciudadanos dirán «basta al sectarismo» en las elecciones de mayo del próximo año.

A continuación, ha hablado Isern, que ya fue alcalde de la capital balear en el pasado mandato. Isern ha empezado su alocución dando las gracias a las bases del Partido Popular por su trabajo en las últimas cuatro décadas. Seguidamente, ha indicado que su propósito es volver a ser alcalde para «recuperar todo lo maravilloso que hicimos entre 2011 y 2015». Por último, Isern ha recalcado que los próximos comicios municipales y autonómicos serán muy importantes, como paso previo a las generales, porque «nos estamos jugando lo que puede ser el modelo de España».