Vídeo: Así han sido los 60 años de historia sangrienta de la banda terrorista - David del Río

ETA anuncia por carta la disolución de «todas sus estructuras»

La banda da «por terminados su ciclo histórico y función»

San SebastiánActualizado:

ETA ha anunciado en una carta fechada el 16 de abril su decisión de dar por terminado su ciclo histórico y ha comunicado que ha disuelto «completamente todas sus estructuras». En la misiva, enviada por la organización terrorista a varias instituciones y agentes políticos, y a la que ha tenido acceso Efe, ETA transmite su decisión de «dar por terminados su ciclo histórico y su función, dando fin a su recorrido».

Imagen de la carta en la que ETA anuncia su disolución
Imagen de la carta en la que ETA anuncia su disolución - Efe

El texto de ETA, del que se informó en «Herrera en Cope» el día 25 de abril, recoge el término en euskera «desegin», que significa «deshacer; destruir, descomponer, desbaratar, demoler, desmantelar; aniquilar», según el diccionario Elhuyar. «Por tanto –dice la banda en su comunicado, que se ha hecho público sobre las tres de la tarde–, ETA ha disuelto completamente todas sus estructuras y ha dado por terminada su iniciativa política».

Enla carta la banda sigue hablando en término de conflicto: «En efecto, ETA con las decisiones de estos últimos años ha apostado, con valentía y responsabilidad, por sacudir la situación de las últimas décadas y por la construcción del futuro desde un punto de partida nuevo. Esta decisión cierra el ciclo histórico de 60 años de ETA. No supera, en cambio, el conflicto que Euskal Herria mantiene con España y con Francia. El conflicto no comenzó con ETA y no termina con el final del recorrido de ETA».

Tal y como preveían las víctimas, ETA no se disculpa con la familia de aquellos a los que quitó la vida. De hecho, achaca a la falta de acuerdo su extensa trayectoria criminal: «La falta de voluntad para solucionar el conflicto, y las oportunidades perdidas, entre otras, ha provocado el alargamiento del conflicto y ha multiplicado el sufrimiento de las diferentes partes. Comoquiera que sea, ETA reconoce el sufrimiento provocado como consecuencia de su lucha».

A su entender, «años de confrontación han dejado heridas profundas y hay que darles la cura adecuada», ya que «algunas todavía están sangrando porque el sufrimiento no es cosa del pasado».

De esta forma, aseveraba que, por medio de esta carta «y con toda humildad», ETA les hace llegar «una última opinión», para apelar a su «responsabilidad». «Los que hemos sido militantes de ETA, por nuestra parte, queremos confirmar nuestro compromiso en embarcarnos totalmente en esa tarea, cada cual desde el lugar que considere más oportuno», concluía.