Don Felipe durante una cena ofrecida en Veracruz
Don Felipe durante una cena ofrecida en Veracruz - EFE

El Rey elogia las ventajas de la «unidad en la diversidad» de Iberoamérica

Don Felipe ve necesario articular alianzas para responder a los desafíos colectivos

Actualizado:

El Rey ha elogiado este lunes en Veracruz la «unidad en la diversidad» que identifica lo iberoamericano, y ha señalado que una «excelente manifestación» de ello es la riqueza de las lenguas de nuestros territorios, nuestras músicas, las danzas, el cine y todos los temas que nos interesan a todos.

Don Felipe ha realizado esta defensa de lo que significa estar unidos en un mundo global, cada cual con sus peculiaridades, durante su participación en el encuentro «Repensar Iberoamérica: Construyendo el futuro», que se ha llevado a cabo en la ciudad portuaria de Veracruz, México, poco antes de que se inaugure la XXIV Cumbre Iberoamericana.

«Los iberoamericanos constituimos una Comunidad, compartimos una serie de elementos identitarios a partir de los cuales desarrollamos proyectos comunes», ha señalado. Según Don Felipe, el eje que vertebra esa identidad es la cultura, «concepto muy complejo que reúne en sí conocimiento, arte y creencias, pero que también incluye la ley, la moral, las costumbres, los hábitos y habilidades adquiridas como miembros de una sociedad».

«Nuestros ciudadanos han tejido una red de relaciones familiares y sociales que no se encuentra en otras partes del mundo y nuestras universidades, fundaciones, empresas, gremios profesionales, intelectuales, artistas, etc, han constituido un complejo entramado hecho de cooperación e intereses que constituye el eje de la Comunidad Iberoamericana»; ha sostenido.

El Rey ha defendido el valor del pacto, de la alianza, del acuerdo en un mundo cada vez más globalizado. «Estamos en un mundo donde hay que articular alianzas, hay que aunar esfuerzos, hay que realizar un trabajo común, hay que dar respuestas colectivas a desafíos que son colectivos», ha subrayado.

La mejor palanca que hay para hacerlo es, según Don Felipe, la cultura que compartimos, «hecha de valores humanos como la tolerancia y la solidaridad por los demás». «Nuestra cultura es una de las expresiones más conseguidas de civilización que hay en el mundo».

Don Felipe ha apostado por tanto por afianzar y enriquecer nuestra potencia cultural, y también por garantizar la movilidad de nuestro talento, estudiantes, creadores, artistas, científicos, profesionales y empresarios.