Bustinduy, en una entrevista en la televisión boliviana ATB
Bustinduy, en una entrevista en la televisión boliviana ATB - yOUTUBE
Podemos

Pablo Bustinduy, un hijo de la «casta» en el círculo de poder de Pablo Iglesias

Su madre es la exministra de Sanidad Ángeles Amador, responsable de un «medicamentazo» y una «guerra de batas blancas», y sentada ahora en el Consejo de Aministración de Red Eléctrica Española

Actualizado:

Uno de los puntos centrales del discurso de Podemos es la crítica a la «casta», como llama a la confusión de intereses entre partidos políticos, Administración pública y grandes empresas. Y, dentro de esas reprobaciones, uno de los objetivos centrales es acabar con las «puertas giratorias», es decir, el paso de cargos públicos al sillón de un órgano directivo de alguna compañía vinculada al poder público o con intereses derivados de él. Sin embargo, Pablo Bustinduy, una de las personas de confianza de Pablo Iglesias, es hijo de una clara exponente de esa casta.

La madre de Pablo Bustinduy es Ángeles Amador, ministra de Sanidad entre 1993 y 1996, en el último Gobierno de Felipe González. Sin carné del PSOE, Amador fue diputada en dos legislaturas, entre 1996 y 2002, cuando abandonó con la llegada de la nueva dirección del partido. Su mandato al frente de Sanidad fue convulso, y sufrió una auténtica «marea blanca» con varios frentes. El primero, como responsable de un «medicamentazo», con el que se excluyeron un millar de fármacos del sistema público de salud. Al mismo tiempo, como se denominó entonces, vivió la «guerra de las batas blancas», una huelga indefinida de los médicos por una equiparación salarial que duró casi dos meses. Y, por si fuera poco en menos de tres años, sufrió un conflicto con los estudiantes de medicina que le valió un «escrache» a la puertas de su casa, según consta en la hemeroteca.

Podemos ha sido muy crítico con los ajustes de las diferentes comunidades autónomas en Sanidad. Se refieren al control del gasto como «desmantelamiento del Estado del Bienestar». La abogada Ángeles Amador, durante su mandato, aclaraba: «La sanidad parece algo absolutamente ilimitado de la que todo el mundo espera prestaciones ilimitadas».

La exministra ocupa ahora un asiento en el Consejo de Administración de Red Eléctrica Española, empresa privada con el SEPI como mayor accionista, es decir, controlada por el Estado. Según la terminología de Podemos, sería un caso de «puertas giratorias»: desde el sillón en un ministerio y el escaño del Congreso hasta un alto cargo en la compañía operadora del sistema eléctrico.

Miembro fundador

Pablo Bustinduy Amador, hijo de Ángeles Amador, es uno de los 62 miembros del Consejo Ciudadano, el órgano de poder de Podemos, dentro la lista encabezada por Pablo Iglesias, secretario general del partido desde el pasado sábado. Un consejo formado íntegramente por los candidatos propuestos en la candidatura del líder del partido. Bustinduy, uno de los fundadores de Podemos, es coordinador de la delegación en el Parlamento Europeo, es decir, trabaja estrechamente con Iglesias, parlamentario en Bruselas. Participó también estrechamente con él en la gira del partido por Iberoamérica el pasado septiembre.

Madrileño de 31 años, Bustinduy posee un currículum brillante: licenciado en Filosofía y Ciencias Políticas, Master por el Instituto de Estudios Políticos de París y, en proceso, una tesis doctoral en filosofía política en la New School for Social Research de Nueva York. Es políglota, articulista, investigador y profesor en diferentes universidades de Estados Unidos, según su currículum. Unos estudios en el extranjero sufragados, según explica a ABC, por las diferentes becas obtenidas por méritos académicos o profesionales, como la Erasmus, o las de la Fundación La Caixa y la de Caja Madrid. Por tanto, no cree que su trayectoria «transmita elitismo» fruto de una educación pagada por sus progenitores; una cuestión delicada dentro de un partido que no plantea la política como una división entre izquierda y derecha, sino entre «los de arriba y los de abajo».

Vida privada

En declaraciones a ABC, Pablo Bustinduy remarca la diferencia entre su esfera pública y su vida privada, y sobre todo, entre su labor y la actividad profesional de su madre. Bustinduy no hace pública, aunque tampoco oculta, su relación filial con una exministra socialista sentada en el Consejo de Administración de Red Eléctrica Española. De hecho, esta es la primera ocasión en que sale a la luz en un medio de comunicación. «No creo que sea algo relevante para comprender y evaluar mi trayectoria, mi trabajo y mis compromisos políticos, que son míos y no de ella, y mucho menos un proyecto político que nada tiene que ver con mi familia».

Bustinduy prefiere no valorar la actuación de su madre como ministra de Sanidad ya que, justifica, esos recuerdos no son claros debido a su temprana edad, entre los 10 y los 13 años; y, en todo caso, pertenecen a su ámbito personal.