Cuadro de Fernando de Aragón e Isabel de Castilla
Cuadro de Fernando de Aragón e Isabel de Castilla - abc

«Tanto monta...», el lema de los Reyes Católicos todavía presente en Puerto Rico

El emblema personal de Fernando el Católico estaba inspirado en la leyenda sobre el nudo gordiano que Alejandro Magno cortó con su espada. El escudo de la isla norteamericana lo sigue incluyendo

Actualizado:

«Tanto monta» fue el lema personal de Fernando el Católico, asumido posteriormente en el escudo de los Reyes Católicos, cuyo significado está vinculado al mito del nudo gordiano atado al yugo procedente de la Antigüedad. Un lema heráldico que todavía pervive en el escudo nacional de muchos países de herencia española como en el caso de Puerto Rico.

Según una leyenda griega, los habitantes de Frigia (actual Anatolia, Turquía) eligieron rey a un labrador llamado Gordias, cuyas únicas posesiones eran su carreta y sus bueyes. Tras su coronación fundó la ciudad de Gordión y, en señal de agradecimiento, ofreció al templo de Zeus su carro, atando la lanza y el yugo con un nudo cuyos cabos se escondían en el interior, tan complicado según cuenta la leyenda que nadie lo podía soltar.

El nudo gordiano: «Da lo mismo cortarlo que desatarlo»

Una profecía contaba que quien fuera capaz de desatar el nudo gordiano sería capaz de conquistar toda Asia. Y cuando Alejandro Magno se dirigía a conquistar el Imperio persa, en el 333 a. C., tras cruzar el Helesponto, se detuvo en Frigia para desatar el nudo. Alejandro solucionó el problema cortándolo con su espada. Esa noche, una tormenta de rayos azotó la ciudad, un augurio que Alejandro interpretó como que Zeus estaba de acuerdo con la solución, y dijo: «Tanto monta cortar como desatar» («da lo mismo cortarlo que desatarlo»).

Popularmente la expresión «Cortar el nudo gordiano» significa resolver tajantemente y sin contemplaciones un problema, es decir, que descubriendo la esencia del problema, podremos revelar todas sus implicaciones.

Fernando el Católico lo toma prestado

Los historiadores consideran que fue el maestro Antonio de Nebrija quien sugirió al rey Fernando el nudo gordiano como símbolo (yugo con una cuerda suelta) junto al mote «tanto monta», abreviación de su divisa personal, dada la tradición del reino aragonés en expandirse por el Mediterráneo. Además, el yugo contenía la «Y», que era la inicial de Isabel (escrito a menudo en su época Ysabel) y el haz de flechas (en número variable), atado con una cuerda (sin el yugo) era el símbolo de Isabel I. Las flechas contenían la «F», inicial de Fernando. De este modo cada uno de los cónyuges recordaba a su pareja en sus propias divisas heráldicas.

Hoy se puede encontrar la frase «tanto monta», así como los símbolos del yugo y las flechas, en los escudos de algunas ciudades y municipios alusivos a los monarcas que unificaron las coronas de Aragón y Castilla. Por tanto su origen no está relacionado con la dictadura franquista, que utilizó la simbología de los Reyes Católicos. Por otra parte, las interpretaciones populares han modificado el mote, como ocurre con la expresión «Tanto monta, monta tanto, Isabel como Fernando», que no era la formulación del lema en la época, y que está influida por una explicación del carácter dual de aquella monarquía.

En el escudo de Puerto Rico aparecen el yugo y un haz de flechas, así como las iniciales de Fernando y su esposa Isabel (Ysabel) en letra gótica «f» e «y» timbradas de corona real abierta.