Griñán insiste en que no está imputado pese al auto de Alaya
José Antonio Griñán durante la rueda de prensa en que anunció su dimisión - j.m.serrano

Griñán insiste en que no está imputado pese al auto de Alaya

El expresidente de la Junta de Andalucía repite el discurso de Chaves y asegura que el auto que apunta a su imputación «es bastante inclasificable e insólito»

Actualizado:

El presidente del PSOE y expresidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, ha comparecido este jueves para «dar su opinión» sobre el auto en el que la juez de los ERE, Mercedes Alaya, apunta a su imputación y del que dice haberse enterado «por la prensa». «Aún me siento confuso, el auto es bastante inclasificable e insólito», ha señalado y ha insistido en que «no aporta nada nuevo en el terreno judicial».

Exactamente en la misma línea en la que se expresó ayer su antecesor en el cargo —también reflejado en el auto de Alaya— Manuel Chaves, ha señalado que «se usa la palabra imputados con reiteración sin imputar a nadie». «Ni imputa ni solicita imputación porque no procede y porque no encuentra razones», ha sostenido. «Si hubiera indicios y la juez no hubiera elevado la causa, la juez habría prevaricado».

Sin embargo, el auto al que ha hecho referencia especifica que «en calidad de imputados» están presentes en el procedimiento abierto por Alaya Manuel Chaves y José Antonio Griñán.

En una rueda de prensa desde el Parlamento andaluz, que esta misma mañana tiene previsto designarlo senador autonómico, Griñán ha insistido en que el auto le cita «como aforado, por lo que el Supremo no añade nada al aforamiento». «Hablar de aforamiento me parece una mezquindad», ha repetido.

El expresidente andaluz ha repetido que no ha recibido notificación alguna del auto de la juez de los ERE, del que se ha enterado «por la prensa» y por ello habla de «indefensión».

Sobre por qué abandonó la Junta andaluza y no la presidencia del PSOE, ha indicado: «Como partido sabemos defendernos, pero no iba a permitir que se dañara a la institución».

Las palabras de Griñán llegan dos días después de que la juez que instruye la trama de los ERE fraudulentos, Mercedes Alaya, hiciera público un auto en el que aseguraba que había indicios para imputar a los dos últimos presidentes andaluces —Manuel Chaves y el propio Griñán—. Su antecesor en el cargo se dirigió a los medios en una rueda prensa en la tarde de ayer.