Un manifestante participa en la protesta de taxistas en la estación de Atocha
Un manifestante participa en la protesta de taxistas en la estación de Atocha - AFP

Usuarios del taxi, entre la desinformación y la solidaridad con los taxistas

El sector de los taxistas ha hecho un paro de doce horas en toda España y protesta porque estima que empresas como Uber o Cabify le están haciendo «competencia desleal»

MADRIDActualizado:

Los usuarios del taxi de Madrid afrontan este martes la huelga del sector divididos entre la desinformación, dado que algunos han lamentado no conocerla con tiempo para poder gestionar su viaje, y la comprensión, porque, a pesar de los inconvenientes, creen que los taxistas «tienen derecho a manifestarse por sus derechos». El motivo del paro, que se lleva a cabo en toda España y en Madrid está convocado entre las 06:00 y las 18:00 horas, es que el sector protesta por la que estiman «competencia desleal» de las empresas de alquiler con conductor (VTC) Uber y Cabify.

Varios turistas han aterrizado esta mañana en el Aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas sin saber nada de la huelga, a los que, según ha podido comprobar la agencia de noticias Efe en las terminales T-1 y T-4, el propio personal del aeropuerto ha tenido que informar de que no había taxis y les aconsejaba dirigirse al metro o al tren de cercanías.

Durante las primeras horas de la mañana, no había ningún taxi en las paradas de Barajas, ni tampoco saliendo o llegando a las terminales. Sobre las diez, han comenzado a llegar taxis de diferentes ciudades españolas tocando el claxon en señal de huelga. La gran mayoría de los viajeros se ha quejado por no saber nada y algunos estaban enfadados, como una turista que llegaba de Hong Kong que ha dicho que «no le quedaba más remedio que llamar a Cabify», porque si no, no iba a llegar a tiempo a su destino. Otros, sin embargo, no han dejado de mostrar su apoyo a los taxistas, como unos jóvenes catalanes que acababan de aterrizar, que han señalado que «es una causa justa para ellos».

Un taxista que se ha acercado al aeropuerto ha dicho que sentía que «no se había conseguido nada», si bien ha añadido que son necesarias este tipo de huelgas para conseguir sus derechos. Algunos de los perjudicados por la huelga han recurrido a las empresas que alquilan coches. Una trabajadora de una estas compañías ha asegurado que habían recibido muchos más clientes que un día normal y que ya, a las once de la mañana, no les quedaban vehículos disponibles. Sin embargo, una clienta que acababa de contratar el servicio ha lamentado que «hayan subido el precio» en un día como hoy y no entendía por qué estaba pagando por alquilar un coche «más de lo que debería», al tiempo que ha manifestado que le parecía «bien» que los taxistas se manifestasen.

Otros han optado por el transporte público, como María, una mujer que ha llegado de Bilbao e iba a coger un taxi, pero no ha podido. «Voy a ir en metro, es una faena porque tengo una reunión en poco tiempo, pero tienen derecho a hacer huelga», ha expresado. «Me molesta que no haya taxis, no puedo más», ha dicho un ciudadano italiano que no ocultaba su enfado mientras hacía cola en una de las máquinas de billetes de cercanías del aeropuerto.

El personal de Metro y Cercanías del aeropuerto atendía sin cesar a los turistas que llegaban, al tiempo que lamentaban la cantidad de gente que había en este día de huelga. En la ciudad de Madrid, es prácticamente imposible ver un taxi y lo que se ven están realizando servicios mínimos, tal y como ha explicado un taxista en la estación de Chamartín.

Hasta las 18.00 horas, los taxistas madrileños ofrecen servicios mínimos para aquellas personas de movilidad reducida, que pueden solicitarlos a través de las centralitas telefónicas habituales del sector. Las paradas de taxi de toda la ciudad se encuentran vacías o con algunos taxis, cuyos conductores se limitan a ofrecer información a los usuarios e indicarles vías alternativas para sus trayectos en transporte público.