Turistas en Las Ramblas
Turistas en Las Ramblas - Inés Baucells

La llegada de turistas a España será menor este año después de cinco años consecutivos de récords

El Gobierno prevé aun así que el gasto turístico siga en máximos hasta los 89.156 millones mientras que las pernoctaciones caerán por octavo mes consecutivo

MadridActualizado:

La llegada de turistas internacionales a España cortará en seco cinco años de récords consecutivos, según las previsiones del Gobierno. En concreto, el informe prospectivo trimestral del turismo internacional hacia España elaborado por Turespaña, este año la llegada de turistas decrecerá un 0,1%. A pesar de que en cifras totales prevé llegar a los 82,1 millones, cifra superior a los 81,8 del pasado año, los mecanismos de corrección aplicados establecen que finalmente este año no habrá récord de turistas.

En el último trimestre del año, las previsiones de llegada de turistas a nuestro país mejorarán con respecto a la temporada de verano, donde solo el mes de septiembre fue positivo. Así, para el periodo de octubre a enero, se prevé que lleguen un 2,1% más de turistas. Así, la entrada de turistas se recupera de la ralentización que ha sufrido este año fruto de la recuperación de los países competidores del Mediterráneo, como Túnez, Egipto y Turquía. Es por ello que el Gobierno estima que los resultados finales serán «positivos».

En cuanto al gasto turístico, a pesar de venía últimamente de la mano con la llegada de turistas, este seguirá en máximos. En concreto, se prevé que aumente este año un 2,5%, hasta los 89.156 millones de euros. La subida del gasto turístico en detrimento de la llegada de turistas es un hecho que celebran los directivos del sector, y desde el Gobierno evalúan que, de cumplirse las previsiones, el resultado sería «muy positivo». Además, para este último tramo del año se prevé que crezca un 2,5%, y que encadene seis meses consecutivos al alza.

Las peores noticias son en el apartado de las pernoctaciones hoteleras, que según las previsiones acumularía ocho meses en negativo, lo que reflejaría un «síntoma del cambio en el comportamiento general de los turistas». En el global del año, las pernoctaciones caerían un 1,2% con respecto al año pasado y un 1,8% en el último tramo del año.

Por países de procedencia, el Gobierno recalca que serán los turistas británicos y alemanes quienes favorecerán al freno de las llegadas de los turistas, con una caídas en el cuarto trimestre del 2,8 y 1,2%, respectivamente. Estos, juntos con los franceses representan más del 50% del total, por lo que para el Gobierno su evolución «es fundamental dentro del análisis del agregado internacional».

Por otro lado, destaca positivamente la evolución de los turistas llegados de Estados Unidos, Italia y Holanda, donde los resultados previstos para el último trimestre son muy positivos y se unirían a los buenos registros de los últimos trimestres. En especial resalta Estados Unidos, cuya llegada de turistas superaría el 10%, mientras que el gasto turístico subiría un 7,6%.