ABC

El turismo confirma su cambio en verano: ralentiza su crecimiento pero aumenta en ingresos

Según Exceltur, en los meses centrales del periodo estival la llegada de turistas internacionales cayó un 3,4%

MadridActualizado:

El turismo durante los meses de verano ralentizó su tasa de crecimiento hasta el 1,1%, según ha informado Exceltur. Para la patronal turística no hay alarmismo alguno a pesar de este parón, ya que entienden que estos niveles son «acordes con los condicionantes geopolíticos y macroeconómicos actuales» y recuerdan que los resultados en el tercer trimestre de 2017 fueron muy buenos.

Así, la recuperación de los mercados competidores de nuestro país en el segmento de sol y playa, como Turquía y Egipto, han lastrado la llegada de turistas extranjeros a nuestro país. En concreto, estos meses se ha producido un descenso del 3,4% de turistas internacionales, sustentado sobre todo en la caída de los turistas procedentes de Alemania (-6,1%), Reino Unido (-4,7%) e Italia (-3,6%). Otros motivos de este frenazo han sido el desplome de la lira turca, la subida de los precios de petróleo, la inestabilidad política en Cataluña y las huelgas de Ryanair.

La menor llegada de los turistas internacionales ha influido también en las pernoctaciones durante el verano, que cayeron un 9,1% en total. Además, la estancia media de los turistas en nuestro país durante los meses centrales del verano encadena su cuarto año consecutivo a la baja, estableciéndose en los 7,9 días.

La buena noticia es que la caída en la recepción de turistas extranjeros es que el gasto turístico no se ha resentido. Al revés, ha crecido un 0,7%, siendo una de las claves en el crecimiento del sector. Desde Exceltur consideran este dato muy positivo, ya que entienden que es el camino a seguir para lograr un turismo más cualitativo que cuantitativo. En este aumento de los ingresos ha influido considerablemente el crecimiento de turistas procedentes de norteamérica, sudamérica y de países nórdicos, los cuales realizan un mayor gasto.

A su vez, Exceltur también destaca el mayor gasto de los propios españoles respecto a los datos del segundo trimestre. Especialmente en las zona de la costa mediterránea y de las Islas Canarias, donde la demanda española aumentó en un 3,5% frente a la caída del 4,3% de los turistas extranjeros.

Sufren los hoteles

Por subsectores, la bajada en las pernoctaciones ha perjudicado al balance de los hoteles, que han reducido sus ventas respecto a los de hace un año. Para la patronal hay que mantener la atención en este hecho, poniendo el foco en que este peor balance no derive en un descenso de las tarifas, algo que, aunque todavía no se ha producido, según Exceltur debería «evitarse, ya que la sostenibilidad del sector a futuro exige nuevos modelos y posicionamientos diferenciales que eviten entrar en guerras de precios a la baja».

Por contra, las compañías de transporte sí han mejorado sus resultados, en especial las aéreas. Los datos que maneja la patronal apuntan a que el 87,4% mejoró de forma moderada sus resultados. Lo mismo le ha ocurrido a las agencias de viaje y las empresas de ocio, que también han mejorado sus balances respecto hace un año.

Por regiones, Cataluñaes de las que se llevan la peor parte. Las empresas continúan en negativo debido a la inestabilidad política. Así, el 70,2% de las empresas en la comunidad vieron reducir sus ingresos, que han caído un 3,8%. Esta caída de los ingresos no han afectado solo a Barcelona (donde han caído un 6,9%), sino también en los destinos más turísticos de la costa catalana, como la Costa Brava, la Costa Dorada y la Costa del Garraf.

Además, tanto las empresas de Baleares como la de Canarias han empeorado sus resultados. En el del archipiélago mediterráneo, se han visto perjudicadas por el impacto de la tasa turística que por por la caída de los ingresos, algo que sí ha ocurrido en Canarias.

En Madrid, también ha habido una bajada de los ingresos pero desde la patronal lo achacan a que hace un año la capital acogió importantes eventos internacionales y la «competencia desleal» provocada por la proliferación de los pisos turísticos.

Por su parte, el País Vasco, Castilla-La Mancha, Extremadura y Aragón han cerrado el verano con una mejora importante de sus resultados.

Mejoras para el último trimestre

Para el último trimestre del año, Exceltur confía en una mejora de los resultados turísticos. Desde la patronal apuntan que el cuarto trimestre de 2017 fue menos dinámico que los anteriores, debido a los problemas políticos en Cataluña, por lo que la comparación no será tan descompensada de primeras. Aún así, en la región catalana no prevén una mejora, según los datos recogidos por la opinión de los empresarios. Además, añaden que el calendario laboral hasta final de año cuenta con varios puentes que «permitirán organizar más viajes y escapadas». A ello se le suma la mejora que se espera para el consumo privado de los países emisores de turistas europeos en esta recta final de 2018.

Por ello, Exceltur mantiene su previsión de que en el global del año el turimo crezca un 2%, aportando por primera vez desde 2010 menos que el conjunto de la economía española (que se prevé que crezca en un 2,6%).